undefined_peliplat

De suicidas y espíritus impotentes

¿Sandra lo empujó o fue un suicidio?
Triet no muestra la caída, pero sí vemos su preludio, cuando un marido invisible ahoga los intentos de ella de levantarse a una estudiante poniendo 50 Cent al palo.

Un tribunal y un fiscal bulldog la esperan.

La idea de una novelista bisexual con tendencias posiblemente asesinas suena muy atractiva (y más o menos describe a Sharon Stone en Basic Instinct). Sandra, sin embargo, no es una femme fatal. Es una creación notable de (y este detalle me fascina) Triet y su coguionista y esposo Arthur Harari: una mujer estricta y sin complejos cuya frialdad enmascara un profundo amor por su familia. Por supuesto, será esa frialdad en la que se centrará el jurado, incluidos nosotros.

Por fin un thriller con profundidad psicológica y emocional, un placer. Esta es de las que se ve si o si con alguien al lado para poder discutir después.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

2
0
0