undefined_peliplat

La naranja mecanica, etica y violencia

Spoilers

"A Clockwork Orange" (La naranja mecánica) (1971)

  • Director: Stanley Kubrick
  • Sinopsis: En un futuro distópico, el joven delincuente Alex DeLarge es encarcelado y sometido a un experimento de rehabilitación que busca erradicar su tendencia a la violencia. La película aborda temas de libre albedrío, control social y la naturaleza de la violencia humana. Nos presenta a un protagonista profundamente perturbador y reflexiona sobre la moralidad y la ética en una sociedad deshumanizada.

La pelicula esta ambientada en una Inglaterra del futuro, imaginada en 1960-1970. Se enfoca en la vida de Alex DeLarge, un chico de 17 años fanático de la música de Beethoven, la violencia y el sexo.

Junto a sus amigos Alex se involucran en actos de ultraviolencia y él comete una serie de delitos graves, incluyendo violación, robo, golpizas, agresión y homicidio. Se juntan en un bar donde toman una bebida láctea, leche con drogas que aumenta la tendencia a la violencia. Ahí planean lo que van a ser durante el resto de la noche, cuando vayan a buscar sus próximas víctimas.

Un día, Alex falta a la escuela como siempre y aparece el trabajador social P. R. Deltoid para intentar que se aleje del camino de violencia y drogas que está siguiendo. Claramente esto no pasa, y el adolescente sigue su vida como si nada.

Finalmente, luego de uno de sus crímenes Alex es finalmente atrapado por la policía. Es violentamente interrogado por la policía y P.R Deltoid le informa que la víctima del asalto murió, lo que convierte a Alex en un asesino. Es sentenciado a 14 años de prisión, donde es vigilado estrictamente mientras finge haberse rehabilitado por leer la Biblia.

El Ministerio de Interior le ofrece una oportunidad única, le van a dar la libertad condicional si se somete al tratamiento Ludovico, una terapia experimental de aversión, desarrollada por el Gobierno como una estrategia para detener el crimen en la sociedad. Este controvertido tratamiento conductual consiste en administrarle a Alex una droga que le provoca náuseas extremas y parálisis mientras se le obliga a ver imágenes violentas. El objetivo es asociar la violencia y el comportamiento delictivo con sensaciones desagradables, de modo que desarrolle una aversión instintiva hacia la violencia y, por lo tanto, renuncie a sus tendencias delictivas.

En este momento es donde realmente aparece la ciencia ficción en la película, porque vemos realmente que funciona una tecnología que no existe. El método es presentado como una solución rápida para "curar" la delincuencia y reformar a los criminales, pero deja importantes cuestionamientos éticos y morales sobre la libertad individual, la manipulación del comportamiento humano y la verdadera naturaleza de la rehabilitación.

Termina siendo un éxito, aunque el sacerdote está en desacuerdo al ver los resultados, argumentando que el cambio es solo mecánico pero no moral y Alex DeLarge seguirá con una mentalidad criminal. Él es incapaz de ser violento, ni siquiera en defensa propia. Pero también deja de poder tocar o sentirse atraído por mujeres desnudas, o disfrutar de la música de Beethoven. Aunque quiera hacerlo, cuando lo intenta siente una repulsión física que se lo impide.

Las preguntas que nos hacemos cuando terminamos de ver la película son: ¿Es ético utilizar la ciencia y la tecnología para modificar el comportamiento humano de manera coercitiva? ¿Puede el castigo y la reforma de un individuo a través de la tecnología ser considerado una verdadera rehabilitación? ¿Dónde está el límite entre la corrección del comportamiento y la violación de la libertad individual? ¿Es justificable sacrificar la libre voluntad y la capacidad de elección de una persona en beneficio del orden social y la seguridad pública? ¿Qué responsabilidad tiene el Estado en la modificación de la conducta de los ciudadanos?

Estas dudas se relacionan con el título de la película. El nombre de "La naranja mecánica" proviene de una expresión de argot ruso que se traduce como "máquina orgánica" y se utiliza para describir a alguien que parece humano por fuera pero que funciona mecánicamente por dentro, sin capacidad para ejercer la libre voluntad o la moralidad. Representa claramente la pérdida de la humanidad y la capacidad de elección de Alex DeLarge después de someterse al Método Ludovico.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

116
0
1