undefined_peliplat

'Abigail' Review: La reimaginada leyenda de Drácula según la dupla Olpin-Gillett

Spoilers

POR JERÓNIMO CASCO

10 de MAYO del 2024, 16.42 PM | UTC-GMT -3

(este artículo contiene SPOILERS, si no la viste quizás deberías verla primero, y sino te interesa el

concepto de spoiler o simplemente tenías curiosidad y no tenías pensando verla podes seguir leyendo)

Desde hace más de catorce años Tyler Gillett y Matt Bettinelli-Olpin que no pueden dirigir nada por separado. Simplemente no pueden. Así como los hermanos Coen lo estuvieron haciendo por más de treinta y cuatro años, creemos que esta interesante dupla de amigos lo estará prolongando en el tiempo. Conocidos por sus enfoques absurdos en el género de terror, fue con aquella disparatada y sangrienta reinvención de las películas sobre el matrimonio llamada Ready or Not (2019) que iniciaron su camino hacia el éxito.

Aquella no fue la primer incursión en el género ya que fueron algunos de los talentos que surgieron de la saga de terror antológica V/H/S: Las Crónicas del Miedo estrenada en el año 2012, dirigiendo junto a Chad Villella (mejor conocidos como el colectivo Radio Silence) el capítulo “10/31/98” que narra cómo en la noche de Halloween un grupo de amigos se reúnen para celebrarlo en la casa de otro amigo, sólo que terminan yendo a la dirección equivocada. Es en el ático de este tenebroso hogar que se encuentran con un ente demoníaco y tratan de huir a toda costa.

Masomenos esta fue la inspiración doce años después a la hora de concebir Abigail (2024), la tercer película estrenada en tres años para este dúo en donde remarcan a fuego la principal característica de su cine, y me animo a decir, también el lamentable error: el de mezclar géneros. Si bien lo lograron muy bien hace cinco años atrás en la película protagonizada por una Samantha Weaving en modo “¿para que me casé con este”, es en esta re-imaginación de la leyenda de Drácula que caen a niveles lamentables de composición cinematográfica.

Tomando no sólo inspiración de aquel capítulo en clave found footage de aquella primera entrega V/H/S, sino también del enojo por no haber podido seguir con la saga Scream tras dos películas dirigidas, la dupla nos narra en Abigail la historia de un grupo de seis inadaptados con algo de formación militar, pasados turbios, problemas de adicciones y más, que son contratados por un hombre llamado Lambert (Giancarlo Esposito haciendo de malo por decimo cuarta vez) para custodiar a una joven bailarina llamada Abigail tras secuestrarla en su propio hogar, esperando el pago del rescate por parte de su padre (que por cierto no se sabe quien es) y así poder rehacer sus miserables vidas.

Decisiones poco sabias por parte de estos personajes que son de lo mas variados. Pero antes de nombrarlos, es importante aclarar que ninguno revela su verdarero nombre ya que el jefe así lo demanda, por lo tanto los nombres que dé son los que el propio Lambert inventa. Primero está Joey (Melissa Barrera quedándose en el mismo papel que tuvo en Scream), la más astuta de todas y ex-medica militar que parece haber abandonado a su hijo. Luego está Frank (Dan Stevens en su era más “solamente quiero cobrar el cheque”) que es un irónico expolicía que parece saberlo todo. Y de ahí comienzan los clichés: Sammy es una joven hacker -y valga la redundancia- chupadora de sangre de sus padres millonarios, Peter es un cincuentón con mucho músculo menos en el cerebro, Dean (último papel del fallecido Angus Cloud, que acá hace de Angus Cloud) es el joven fumón que solo quiere cobrar la plata, ver si tiene una oportunidad con Sammy y que predeciblemente muere primero, y por último Rickles, el que no sabría saber donde encaja pero que está de relleno.

Claro, revelar cual es el giro o la sorpresa me parece un desperdicio y despropósito total, pero sin ello no podría seguir desarrollando. Abigail es la hija de Drácula, que en esta ocasión se hace llamar Kristof Lazar, un poderoso jefe del mundo criminal que al tener muchos enemigos, los engaña y encierra en la mansión en donde se encuentran los protagonistas solo para que su hija se entretenga un poco con ellos de la forma más sangrienta posible, como se puede ver en una escena en donde Sammy es arrastrada hasta una piscina llena de muertos.

Y si bien la palabra Drácula jamás es mencionada, hay varias pistas que dan cuenta de ello: una antigua estatua de Abigail y su padre, la ambientación gótica de la mansión que desencaja por completo en cuanto a tono con el resto de los hogares que hay en la zona, y el temprano anuncio de que ésta seria un acercamiento moderno a la película La Hija de Drácula de 1936.

Esta costumbre de revelar todo antes de tiempo resulta ser un arma de doble filo, que promete y decepciona a la vez.

Imagen del Story Pin

El problema con los adelantos, posters y cualquier otra pieza comercial que promociona el cine más mainstream es enorme. Tenemos de siete a un mes antes del estreno pistas de lo que vamos a ver, y muchas logran anular todo tipo de factor sorpresa. ¿Donde quedó esa inigualable experiencia de ver una película por primera vez y shockearse por la revelación, por el giro? En Abigail esto parece ser cocinado a fuego lento, pero inevitablemente hasta leer el plot oficial nos da indicios:

“Después de que un grupo de criminales secuestre a la hija bailarina de un poderoso personaje del inframundo, se retiran a una mansión aislada, sin saber que están encerrados con una niña que no es normal.”

El mismo poster de la película, con el rostro y la túnica de Abigail lleno de sangre. Hasta el slogan de la película: Las niñas pueden ser tales monstruos. ¿De que me sirve ver algo que ya se hacia donde se va a dirigir? ¿Como determinar mis pensamientos hacia una película si ya está todo dicho de antemano?

PUNTAJE: 6 de 10


¿DONDE SE PUEDE VER? EN CINES


LEE MÁS RELACIONADO:


Si te gustó este artículo recordar darle 👉 ME GUSTA, ponerlo en tus FAVORITOS, COMENTAR 🗣️ , y SEGUIRNOS para más contenido de cine y series 📽️


Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

7
0
0