undefined_peliplat

Glen Powell: El actor que está conquistando Hollywood y nuestros corazones

Glen Powell: El actor que está conquistando Hollywood y nuestros corazones

Llamar meteórico el ascenso de Glen Powell a la cima de su carrera sería injusto. Si bien no ha dejado de sumar proyectos exitosos a su filmografía desde el estreno de Top Gun: Maverick (2022), en realidad el actor lleva más de dos décadas tratando de consolidar un lugar en Hollywood. Su fama no debería ser considerada “repentina”, al contrario, es una recompensa a su perseverancia y buenas intenciones.

El actor, quien se ha reunido por tercera vez con Richard Linklater, llega a los cines con Hit Man (2024). Para muchos, su mejor interpretación hasta la fecha, para otros, la consolidación de Glen Powell como la última gran estrella masculina de Hollywood. Vamos a repasar brevemente la carrera de un actor que se está haciendo con el favoritismo del público, por las mejores razones posibles.

Imagina a un pequeño niño oriundo de Austin, Texas, quien un día va al cine junto a su padre para ver Jurassic Park (1993, dir. Steven Spielberg) por primera vez. Ahora imagina que ese niño es Glen Powell y que el trabajo de Spielberg lo ha marcado tanto, que ha decidido volver una y otra vez al cine, que incluso compró el VHS de la cinta, intentando adivinar cómo el director había logrado que los dinosaurios volvieran a la vida.

A partir de ese momento, Powell empezó a tramar sus propias películas de ciencia ficción utilizando una cámara de vídeo doméstica. Más tarde convenció a sus amigos para que se convirtieran en sus compañeros de reparto. Cuando Glen rememora esa época, dice que "no sabía si iba a ser guionista, actor, productor o abogado del espectáculo", pero tenía claro que quería dedicarse a eso.

Y sus padres vieron el potencial, de ahí que lo inscribieran en clases de actuación. Fue entonces cuando la directora de casting Donise L. Hardy vio sus cualidades de estrella y actor, y decidió impulsar su naciente carrera entre audiciones para todos los anuncios y películas que se rodaban cerca de Austin.

En parte, funcionó. Un par de años más tarde, Glen apareció en Spy Kids 3-D: Game Over, The Wendell Baker Story y Fast Food Nation, su primera, aunque breve, colaboración con Richard Linklater. Sin embargo, Powell se negaba a abandonar su ciudad natal (por la que siempre ha mostrado mucho amor y respeto) hasta que Denzel Washington, quien lo dirigió en The Great Debaters, le sugirió lo contrario: “Tienes que lanzarte con los dos pies [a Hollywood]. Puede que no sea rápido. Puede que no sea divertido. Pero tienes que apostar por ti mismo”.

Washington tenía razón. Glen se lanzó a Hollywood, pero aterrizar de pie le costó casi una década. Se trasladó a Los Ángeles en 2008, y consiguió varios papeles en películas como The Dark Knight Rises, Stuck in Love, The Expendables 3 y Ride Along 2; en la mayoría de estas películas está acreditado como extra.

Él mismo admite que durante mucho, mucho tiempo fracasó. Pero no se rindió. En 2014 llega su primera gran oportunidad en el cine con Everybody Wants Some!!, su segunda colaboración con Richard Linklater y su primera co-protagonización en el cine. En dicha película conoció a Zoey Deutch quien desde ese momento se convirtió en una de sus amigas más cercanas y nunca ha dejado de expresar el cariño y respeto que le tiene el actor. La misma Zoey ha dicho que mientras rodaban esta película, ambos solían hablar de lo que querían lograr en la industria y cuáles eran sus planes para conseguirlos. Como buenos amigos, se comprometieron en ayudarse mutuamente para alcanzar lo que se habían propuesto y digamos que han mantenido su palabra.

Cuando a Glen se le da la oportunidad de protagonizar Set it Up (2018), probablemente una de las mejores comedias románticas que ha producido Netflix, él mismo llamó a Zoey para ofrecerle el personaje principal femenino después de que Emilia Clarke lo rechazara para poder protagonizar Solo: A Star Wars Story. La película lo expuso a muchos de los más cientos de millones de suscriptores de la plataforma e involuntariamente lo convirtió en uno de los nuevos rostros del género (hecho que reafirmó con Anyone but you cinco años después).

El actor de Texas ha expresado sus intenciones de trabajar en “películas positivas y transformadoras” de allí a que haya elegido proyectos como Hidden Figures (2018) y Devotion (2023), cinta que también ha producido y co-dirigido.

Y es que esas inquietudes creativas de Glen que una vez lo llevaron a rodar películas en casa inspiradas por Jurassic Park siguen intactas y mucho han tenido que ver con la clave de su reciente éxito. Porque si el actor se robó cada escena en Top Gun: Maverick fue gracias a su talento delante y tras de la cámara. Al inicio del proyecto, Glen estaba considerado para el papel de "Rooster" Bradshaw, pero finalmente Miles Teller le ganó la partida. Sin embargo, Tom Cruise, el productor Jerry Bruckheimer, el director Joseph Kosinski y el guionista Christopher McQuarrie quedaron tan sorprendidos por Powell durante el proceso de audición que le ofrecieron otro papel secundario. Había un problema: Glen odiaba el personaje. Rechazar una propuesta como esa por parte de cuatro personalidades como esas, era un movimiento arriesgado, casi mortal. Pero fue tal la convicción de Powell, que el cuarteto creativo de Top Gun supo al instante que él era el adecuado para el papel. Así que, le propusieron rehacer el papel utilizando su consejo. Y los siguientes meses los pasó trabajando codo a codo con Tom Cruise, creando uno de los papeles más memorables de la película, y el que le sirvió como penúltimo escalón para llegar a la cima. El último lo está cimentando él mismo (con ayuda de Richard Linklater) y lleva por nombre Hit Man.

A principios del verano de 2020, cuando el mundo estaba encerrado a causa de la pandemia, el actor tenía cosas más importantes en mente: concretamente, un artículo escrito por Skip Hollandsworth. Titulado Hit Man, cuenta la historia del agente de policía de Houston, Gary Johnson, que también trabajaba encubierto como el asesino profesional más solicitado de la ciudad.

El productor Michael Costigan, quien estaba familiarizado con la historia, leyó el artículo original y quedó fascinado por su potencial para una película. Aunque muchos habían intentado y fallado en la adaptación durante años, Powell no se amilanó. Él no tenía en mente una película de acción, quería una historia más al estilo del cine negro, y llegó a la conclusión de que no había nadie mejor para dirigir la adaptación que Richard Linklater. Sin embargo, Glen desconocía que el director de la trilogía Before ya había descartado la historia por “carecer de un tercer acto”; al final, se las ingenió para convencerlo de trabajar en el proyecto. Debido al compromiso que mostraba Powell, tanto con el guión como con el personaje, Linklater lo comparó con Ethan Hawke: “Tiene grandes instintos y un gran sentido del personaje y de la historia. Quería incluirle lo antes posible”.

Les llevó semanas terminar el primer borrador, y en otoño de 2021 ya estaban viajando a Nueva Orleans donde se rodó la película. Probablemente Glen Powell nunca imaginó que con Hit Man -primera película donde se le acredita como protagonista, productor y coguionista-, está sellando ese destinó que manifestó treinta años antes mientras rodaba películas en su casa con una vieja cámara, convirtiéndose no sólo en uno de los rostros nuevos de Hollywood, también en uno de los talentos más polifacéticos en la actualidad.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

11
0
2