undefined_peliplat

Bebé Reno: Una serie que nos invita a reflexionar sobre las consecuencias de nuestras interacciones cotidianas

Partamos de la base de que Bebé Reno o Baby Reindeer (título original, ya que es una serie inglesa) es una historia real protagonizada por su autor (Richard Gadd) y valga la redundancia su protagonista.

Donny Dunn es un comediante de poca monta que trabaja en un bar atendiendo la barra.

Su trabajo es bastante mediocre y no gana demasiado dinero como para vivir cómodo.

Su tiempo libre lo dedica a participar de concursos de comediantes y lo cierto es que no le va muy bien en esos certámenes, pero él lo intenta una y otra vez. Quiere ser famoso y reconocido.

Donny Dunn es un personaje que está sumido en su propia letanía, no es brillante, pero sueña con serlo.

Su vida amorosa también deja mucho que desear, Keeley (Shalom Brune-Franklin) su novia lo deja, primero por su desidia general y luego la falta de sexo en la pareja.

Lo curioso es que lo abandona … pero lo deja viviendo en la casa de la madre de Keeley.

Liz, su ahora ex suegra (interpretada por Nina Sosanya), lo acepta y es algo que él en el fondo agradece ya que no tiene forma de una pagar renta más costosa puesto que su sueldo no le permite desembolsar una suma más elevada.

Liz, que recordemos que es la madre de ella, lo acepta porque le toma cariño y ante el fallecimiento de su propio hijo, lo trata como a uno, así que podemos decir que lo adopta como a su propio hijo. Si hasta aquí ya suena raro, esperen a ver cómo sigue…

UNA COMEDIA DE DESGRACIAS

Todas estas situaciones se presentan a modo de comedia (aunque todo es en verdad para el personaje de Donny una gran tragedia) Sin embargo, para nosotros, que somos el público todo esto nos hacer reír.

Nos reímos de sus desgracias y también de su falta de gracia. Después de todo pretende ser comediante.

La serie comienza con tono de comedia, pero luego termina virando en un thriller.

Y los enredos son mucho más profundos de lo que parecen.

Y un día aparece ella, Martha Scott (protagonizada por Jessica Gunning) que entra al bar totalmente desconsolada y llorando. Él se apiada de ella y en un acto de compasión le ofrece un té, a cuenta de la casa, una infusión que quizás para él haya sido el té más caro de su vida… o no.

Su llegada marca un giro inesperado para su compleja existencia.

HABLEMOS DE MARTHA

Martha es una mujer de mediana edad, de contextura robusta y baja de altura a la que se la ve siempre bastante desalineada, casi sin maquillaje y con el cabello descuidado.

Dice ser abogada.

Y desde el día que llegó, ya nunca más dejó de ir al bar. Comienza a ir día tras día, primero de forma inocente.

Hasta que comienza el acoso.

Este encuentro, aparentemente fortuito entre dos desconocidos, se convierte en el catalizador de una serie de eventos que desafían la percepción del espectador.

¿Es una comedia o un thriller psicológico?

Martha no va a ser solo una clienta más para Donny; ella representa el inicio de una obsesión que trasciende la pantalla.

MÁS PERSONAJES, MÁS LOCURA, MÁS OSCURIDAD

Más allá de la intensa dinámica entre Donny y Martha, “Bebé Reno” se enriquece con un elenco de personajes secundarios que aportan matices significativos a la narrativa.

Teri (interpretada por Nava Mau) es la novia que siempre quiso tener Donny, es bella, se muestra libre con su sexualidad, sin complejos.

Ella es una terapeuta norteamericana que reside en Londres y es un contrapunto en la vida de Donny, le ofrece una mirada luminosa y normalidad a su vida, pero la relación está marcada por la sombra del acoso de Martha …

Otro personaje secundario notable es Darrien O’Connor (Tom Goodman-Hill). Él es un reconocido productor de televisión, exitoso y raro.

Darrien aparece en la vida de Donny con promesas de trabajo seguro, le augura éxito y fama. Sin embargo, su real naturaleza se revela en un giro oscuro y perturbador. Es una persona que abusa de su posición de poder y por lo tanto explota a Donny.

Y Donny en su pasividad se deja explotar.

Hay escenas muy fuertes en esta relación, escenas que nos hacen mover la cabeza de lado a lado como no pudiendo aprobar su actitud. Y estas escenas, al final nos hacen entender todo.

Darrien no solo es un antagonista adicional, sino que a través de él podemos ver un tema tan controversial como es el abuso de poder y la vulnerabilidad en la industria del entretenimiento.

Estos personajes secundarios no son meramente decorativos; cada uno de ellos proporciona una capa de complejidad a la historia principal.

UNA FAMILIA DISFUNCIONAL

Los padres: Elle (Amanda Root) como su madre y Gerry (Mark Lewis Jones) como su padre.

Donny ha crecido en un entorno familiar marcado por tradiciones estrictas y expectativas desmedidas. Esta presión para cumplir con los estándares familiares es una constante en su vida y posiblemente la razón de su falta de carácter y fortaleza.

La relación con sus padres es compleja y llena de matices. Es un reflejo de la realidad de muchas relaciones padre-hijo, donde el amor prevalece a pesar de las diferencias.

De hecho, él recién reacciona al acoso de Martha cuando ella “se mete” con sus padres, cuando los contacta y los comienza a atosigar. Eso es lo primero que lo hace tomar las riendas y hacer algo.

Durante la serie tenemos varias escenas duras. Hay una escena en la que él va a hablar con sus padres sobre un vídeo de Youtube en el que él aparece y que se ha hecho viral.

El padre luego de escuchar, callado, finalmente reacciona y les aseguro que les va a oprimir el corazón.

EL ATAQUE DE MARTHA

Martha es una acosadora conocida, ya tuvo denuncias anteriormente por acoso. Pero Donny no lo sabe hasta que ya es tarde …

Al principio es casi bienvenida al bar, habla mucho, miente mucho y tiene una risa contagiosa, pero, así y todo, le da un poco de alegría al lugar.

Los compañeros de Donny le hacen bromas con ella, él les muestra los mensajes que recibe y uno de ellos no tiene mejor idea que tomar el teléfono de Donny y contestarle en mensaje, lo cual resulta ser una mala idea … muy mala.

Martha comienza a ir las presentaciones de Donny y su risa contagiosa, contagia a los asistentes que comienzan a reír de sus chistes.

Hasta ahí lo sentimos quizás como un buen aporte de su parte, pero cuando él no responde a sus mensajes su participación en las presentaciones van en detrimento de las mismas, al punto de convertirse en un verdadero problema.

Cuando ella siente que la engaña con Teri, le hace tal escándalo en el show que todo se viene a pique, la sacan a los empujones y su presentación se arruina.

¡Advertencia! Donny tampoco es un angelito caído del cielo, está confundido, es verdad, está perdido en la vida, es verdad lo está, pero lo curioso es que hay momentos en que también empatizamos con Martha, y al final de ambos nos compadecemos.

EL VÍDEO DE YOUTUBE

Como Martha le arruinó la presentación, en el lugar le dan la oportunidad de pasar a la final de todas formas y competir con los otros ganadores por el premio mayor.

Y ahí está Donny, sobre el escenario listo para su muestra de humor. Comienza el show y nadie ríe de sus chistes, y él, en su desesperación busca entre la gente y Martha no está, nadie ríe. Se siente solo. Solo y aturdido.

Al sentir este vacío, decide parar de tratar de hacer bromas, detener el espectáculo, y de pronto comienza a sincerarse, algunos se levantan y se van, pero a él no le importa y continúa.

Abre su corazón y destroza el nuestro.

Todo se entiende, comenzamos a justificar y a entender …

Alguien del público lo graba y lo sube a Youtube y para sorpresa de todos es un éxito, logra alcanzar el éxito, la gente lo apoya, comienza a llenar su agenda con presentaciones y gana dinero.

Pero este no es el final aún queda tela por cortar y espero que la sigan cortando ustedes porque realmente vale la pena.

Esta serie es una obra maestra, excelente, imperdible.

Y no lo digo solamente yo, como la humilde autora de esta sucinta nota.

Lo dice el maestro del terror Stephen King, que publicó hace poco un extenso ensayo en el London Times y cataloga a Bebé Reno como:

Una de las mejores cosas que he visto”, “A diferencia de los episodios de la mayoría de las series de streaming, que pueden durar 50 minutos -o incluso más-, los episodios de Baby Reindeer, de unos 30 minutos cada uno, son como puñaladas cortas y rápidas administradas por un cuchillo muy afilado” y agrega “Mi primer pensamiento fue dar gracias a Dios de que mi novela fuera la primera, o la gente pensaría que se la había robado a Richard Gadd

Todo dicho. No más palabras …

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

7
3
0