undefined_peliplat

Qué esperar de Cannes 2024

Cobertura de festivales

En esta especie de cobertura a distancia y predictiva me concentraré en las 22 películas que compiten este año por la Palma de Oro en el festival que, junto al de Venecia, marca tendencias sobre lo que está pasando en el cine del presente. Aún antes de verlas es fácil advertir que muchos de estos títulos quedarán entre las listas de las películas más importantes del año (no necesariamente las mejores).

El jurado está integrado por Greta Gerwig (presidenta), Ebru Ceylan, Lily Gladstone, Eva Green, Nadine Labaki, Juan Antonio Bayona, Pierfrancesco Favino, Hirokazu Kore-Eda y Omar Sy.

Aún con la altísima exposición y fama de la mayoría de los directores participantes toda la atención estará concentrada este año en ese enorme elefante en un bazar que representa la nueva (y probablemente desconcertante) película de Francis Ford Cóppola, Megalópolis, un proyecto que llevó cuarenta años de realización y que ante la falta de financiación llevó al quijotesco Francis a jugarse todo su dinero personal (no es la primera vez que lo hace) para bancar de manera independiente este proyecto, cuya futura distribución aún no está clara.

Megalópolis

No hay términos medios para Cóppola, esas son sus propias reglas del juego. Su última obra sólo puede ser un mega-éxito que se sume de inmediato a lo mejor de la historia del cine o un mega-fracaso que quede como la película más fallida del año y, por qué no, del siglo. Si tuviera que apostar me inclinaría por lo segundo, aún así la banco por su osadía (una banca que siempre será sentimental pero nunca financiera).

Don Cóppola de la Macha en la presentación de su último film

Dije antes que Francis se destacaba aún en una lista de enorme prestigio, esa lista incluye este año a Cronenberg, Lánthimos, Audiard, Schrader, Sorrentino y Jia Zhang-ke, entre muchos otros grandes, y sólo limitándome a la competencia principal, porque también aparecen nombres rutilantes en las otras. Este festival sigue siendo, a pesar de todo, el gran faro del cine.

Vamos ahora a David Cronenberg, que presenta The shrouds (sin título en español aún, la traducción sería “Los sudarios” o “Las mortajas”, entiendo que sería mejor la primera opción) protagonizada por Vincent Cassel y Diane Krugger y su trama gira en torno a la profanación de una tumbas tecnológicas que permiten conectarse con difuntos

The shrouds

Yorgos Lanthimos no se detiene, tardó muy poco en completar su siguiente proyecto tras Pobres criaturas, y será recibido en Cannes como la estrella de rock en la que se ha convertido. En Kinds of kindness (Tipos de gentileza) vuelven Emma Stone y Willem Dafoe para participar en tres relatos distintos (y seguramente salvajes). Hay un dato a tener en cuenta y es el regreso de su guionista griego Efthymis Filippou, el mismo de Canino, por lo que se espera una especie de regreso a las (turbias) fuentes.

El baile de Emma Stone en Kinds of kindness

Aquel querido Miguel Gomes, a quien tuve oportunidad de entrevistar en un BAFICI de hace más de diez años, regresa a los primeros planos con Grand Tour, una ficción situada inicialmente en Birmania en 1917, sobre dos amantes que se persiguen por toda Asia. En principio parece haber puntos de contacto con su extraordinaria Tabú (2012).

Grand Tour

Jacques Audiard, que ha participado muchas veces de este festival, ganando la palma de oro en 2015 por Dheepan, vuelve con Emilia Pérez y elenco latino (Karla Sofía Gascón, Selena Gomez, Zoe Saldana, Edgar Ramírez y Adriana Paz). Pero el único director latinoamericano en competencia este año será el brasileño Karim Aïnouz, que presenta Motel destino. Aïnouz ya había ganado la sección Un certain regard en 2019 con La vida invisible de Eurídice Gusmao (2019).

Paul Schrader, también un viejo conocido del festival, presentará Oh, Canadá, protagonizada por Richard Gere, sobre un documentalista que concede una entrevista en la que filtrará secretos de su vida. Por otra parte la única debutante este año será Agathe Riedinger con su prometedora Ópera prima Diamante en bruto, sobre una chica de 19 años con mucha exposición en redes que aspira a entrar a un reality como tabla de salvación.

La siempre interesante Andrea Arnold presenta Bird, con dos de los actores del momento, Barry Keoghan y Franz Rogowski. Y Sean Baker, director de Proyecto Florida (2017) y Tangerine (2015) estrena Anora.

La cuota de crueldad a la moda estara a cargo del danés Magnus Von Horn, con Pigen med nalen (La chica con la aguja) que promete un nivel de sadismo que afectaría a Haneke y a Lars Von Trier. Mientras que Tres kilómetros hasta el fin del mundo, del rumano Emanuel Parvu expone la crueldad de una sociedad cerrada con mayor mesura. El iraní Ali Abassi también se había sumado a la linea cruel con su anterior trabajo, Holy Spider (2022), pero ahora presenta The Apprentice, una biopic sobre Donald Trump. Antes de todo esto había hecho la extraordinaria Border (2018).

Todo esto para pasar apenas a la mitad de la lista (22 títulos es mucho). Lo que sigue será más resumido (y curioso) The substance es una película norteamericana de terror de Coralie Fargeat, con Demi Moore. Christophe Honoré trae Marcello Mio, con Chiara Mastroiani encarnando a su propio padre. La directora hindú Payal Kapadia, que ha pasado con éxito por el festival de Mar del Plata, presenta All We Imagine as Light. El iraní Mohammad Rasoulof llega con una película de la que muy poco se sabe, The Seed of the Sacred Fig.

Adele Exarchopoulos protagoniza L'amour ouf, de Gilles Lellouche. El último film francés que he de nombrar en la competencia es La plus précieuse des marchandises (la más preciosa de las cargas), de Michel Hazanavicius, también con experiencia previa en la lucha por la Palma de oro y hasta un Oscar por El artista (2011), en este caso incursionando en la animación.

Cerramos con candidatos de siempre, el ruso Kirill Serebrennikov compite por cuarta vez desde el 2018, con Limonov, la balada de Eddie, protagonizada por Ben Whishaw, Paolo Sorrentino presenta la mítica Partenhope, con Gary Olman y Jia-Zhang-Ke Caught by the Tides, como siempre con Zhao Tao como protagonista. Para este director chino es ya la séptima vez en el festival, aunque nunca se llevó la Palma, solo un premio al mejor guión en el 2013.

Caught by the tides

La presencia argentina quedo fuera de la sección principal pero no por eso es menor, con seis títulos protagonizando las secciones paralelas. Es algo para destacar, más en este contexto, ya nos ocuparemos de ellos en el futuro. También es para destacar la proyección de una versión restaurada de Rosaura a las diez , de Mario Sóffici, en la sección Cannes Classics. Vale recordar que esta película compitió por la Palma de oro en 1958, en una selección que incluía trabajos de Ingmar Bergman y Jacques Tati. Ninguno de ellos ganó ese año, lo que muestra el alto nivel habitual del festival, y de Pasaron las grullas, de Mikhail Kalatozov, que terminó imponiéndose.

Eso es todo por ahora, ya habrá oportunidad alguna vez de una cobertura con mayor detalle, y presencial. En Cannes hay sueños mucho mayores que se terminan concretando.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

17
1
1