undefined_peliplat

Maxton Hall: Un drama adolescente que a los adultos nos apasiona

Spoilers

Empecé a ver Maxton Hall: un mundo entre nosotros sin expectativas y quedé sorprendentemente impresionada. Es un típico drama adolescente, centrado en una historia de amor en una escuela secundaria. Para una persona de 30 años, ver un programa así se siente fuera de lugar: no es algo que uno comparta con sus compañeros de trabajo o sus amigos, sino un capricho solitario que aparece durante las noches.

Maxton Hall

Después de dos episodios, me enganchó. La serie no es tan inmadura como yo creía. A pesar de que trata el clásico tema de "Cenicienta", se siente auténtica. En pocos días, se convirtió en el placer culpable de este año. Empaticé con los personajes, me identifiqué con la fuerza, la humildad y la inteligencia de la heroína y a la vez pude sentir el dolor y la vulnerabilidad del protagonista.

Esta experiencia hizo que me preguntara por qué un drama adolescente de este tipo sigue siendo popular incluso en 2024. ¿Por qué los adultos nos sentimos atraídos por las historias sobre el amor adolescente? Especialmente cuando los personajes principales del libro original "Save me" tienen sólo catorce o quince años.

Después de analizar la trama de Maxton Hall junto con una serie de novelas y películas románticas conocidas, queda claro que este tipo de narrativas han sido un elemento básico desde los inicios de la literatura romántica. Sin embargo, esta narrativa varía según los diferentes períodos y lugares. Si una nueva interpretación captura la esencia original al mismo tiempo que se adapta a los tiempos modernos, puede resonar en varios grupos de edad.

A continuación, compararé Maxton Hall con una historia similar, "Los chicos son menores que las flores", para mostrar su condición de clásicos modernos. Este tipo de reinterpretación sigue siendo atemporal ya que se aprovecha de las emociones y experiencias universales.

Maxton Hall 2024

Maxton Hall se puede resumir como la historia de una becada en una escuela secundaria de élite que se enamora de un chico de una familia aristocrática.

Si te gusta el manga japonés, seguro que esta historia te resulta conocida. Es el reflejo del manga shōjo de 1992 "Boys Over Flowers" de Chiba Kamino, que gira en torno a una historia similar. El manga presenta a una chica de origen modesto que ingresa a una prestigiosa escuela secundaria con una beca. A pesar de las diferencias de clase, mantiene una actitud positiva, muestra una gran capacidad de adaptación y, finalmente, se enamora de un chico de una familia adinerada.

Desde el lanzamiento del manga hace dos décadas, ha servido como inspiración para varias adaptaciones cinematográficas y televisivas, y yo personalmente, he visto al menos diez. Las dignas de mención son el anime japonés de 1996, la versión taiwanesa "Jardín de meteoros" de 2001 y la edición japonesa de 2005 de "Los chicos son mejores que las flores".

Boys over Flowers 2005 Japan

¿Por qué a los asiáticos les gusta más esta historia? Creo que tiene que ver con la cuestión de la división de clases en la sociedad asiática. El manga "Boys Over Flowers" se creó en la época de los 20 años de rápido desarrollo económico de Japón. Durante este tiempo, la riqueza social general de Japón aumentó, pero los conglomerados en crecimiento también solidificaron la estructura de clases. La brecha entre los niños nacidos de familias promedio y los nacidos de familias de clase alta en la sociedad creció. En términos de espacio social y espacio vital, viven realidades diferentes. Reciben una educación distinta, disfrutan de espacios de vida diferentes, patrones de consumo completamente diferentes y, en consecuencia, tienen estilos de vida y valores completamente diferentes. En pocas palabras, un niño de una familia promedio difícilmente puede imaginar cómo es la vida de un niño nacido en una familia de recursos más bajos. De manera similar, a una persona que creció en una familia de élite también le resulta difícil entender cómo es la vida de una persona promedio.

En un período así, la aparición de una obra como "Boys Over Flowers" es completamente lógica. El artista de manga lleva al público a un mundo que nunca antes habían imaginado a través de la perspectiva de la protagonista. Los jóvenes de esta sociedad de clase alta llevan una vida de lujo. Para compensar la desventaja provocada por la pobreza, el manga le da a la protagonista los mejores rasgos de personalidad: es inteligente, bella, amable y valiente. En consecuencia, los jóvenes aristócratas aparentemente brillantes y hermosos son siempre arrogantes, carecen de empatía y son tontos y lamentables. A través de tales configuraciones de personajes, el manga invierte el estatus entre los protagonistas masculinos y femeninos en el núcleo de los personajes, compensando la brecha psicológica causada por las diferencias de clase. Esta historia satisface tanto la imaginación del público femenino sobre su personalidad como su curiosidad por la alta sociedad.

Boys over flowers 2024

La popularidad de esta historia en Corea del Sur, China y Taiwán coincide con una etapa social compartida: aumento de la riqueza, diferenciación de clases y surgimiento de una nueva clase de élite. Las experiencias de vida de los jóvenes de diferentes clases varían mucho. La clase media-baja todavía muestra interés en la clase alta, lo que podría explicar la popularidad de la historia en Asia.

Con el auge de Internet y los medios de streaming, las series se producen pensando en una audiencia global. Estas plataformas trasplantan la misma historia a diferentes contextos culturales, a veces con éxito y otras no. Alemania puede estar en un estado donde la solidificación de clases es menos visible, y donde, después de la pandemia, la desigualdad social se ha incrementado. En este punto, Maxton Hall simboliza una visión romántica de la clase alta y las diferencias de clase.

Desde este punto de vista, las clases sociales existen pero no son inamovibles. Cuando uno tiene un alma pura y bondadosa, puede vivir una vida hermosa, que puede no ser igual a la vida de los niños ricos, pero que puede ser incluso mucho más feliz.

La gente naturalmente tiene un resentimiento de clases, especialmente cuando se encuentra en los sectores más bajos. Imaginar la superación de estas barreras tranquiliza y alivia los sentimientos de humillación e inferioridad ante las diferencias.

Los problemas causados por este tipo de situaciones se reflejan en las lágrimas que derrama el personaje Lucy Bell cuando es amenazada por el protagonista en Maxton Hall. La resiliencia y la inteligencia de Lucy son cualidades que aspiramos a poseer al tratar con personas de clases más altas. Nos preocupa que ella salga lastimada, al igual que nos preocupa que nuestros esfuerzos sean socavados por personas como el padre controlador del protagonista. Maxton Hall presenta momentos de dulzura y ternura y logra suavizar la dura realidad con amor. A través del amor se lleva a cabo la fantasía del ascenso de clase.

Sin embargo, una simple historia parecida a Cenicienta no es suficiente para la nueva era. En "Boys Over Flowers", el acoso del protagonista masculino a la protagonista pudo haber sido aceptable en la década de 1990, pero no en estos tiempos.

Maxton Hall reduce el daño y enfatiza la subjetividad femenina. En "Boys Over Flowers", los personajes masculinos son observados, evaluados y objetivados. La historia contiene una mirada femenina constante, y la protagonista se siente inferior cuando se compara con otras chicas, y sufre el desprecio por ser pobre. Esto resalta el valor de que la clase y la apariencia de las mujeres están conectadas.

En Maxton Hall, estos valores se reducen. La escena en la que Lucy baila con el protagonista con un vestido y una camisa es más conmovedora que cuando luego usa un vestido de princesa. El juego de disfraces todavía existe y satisface el anhelo de la cultura popular por el "Baile de Cenicienta".

Me gusta más la adaptación, ya que presenta a la familia de Lucy como cálida y amorosa. A pesar de tener problemas económicos, y de la discapacidad del padre, el ambiente familiar es ameno. Lucy, que creció en un entorno así, es segura y positiva. Es creíble que una Lucy así pueda liderar una organización estudiantil y ganarse el amor de los estudiantes con sus capacidades.

Maxton Hall

La heroína no necesita un dolor excesivo para ganarse la empatía del público. Esto refleja una actitud positiva hacia las diferencias de clases: no odiamos nuestro nacimiento, por lo que no hay envidia hacia la clase alta. Somos psicológicamente iguales. Esta igualdad es el valor central en el desarrollo de las novelas románticas durante los últimos dos siglos: todos somos iguales si hablamos de amor.

Como esa frase clásica de "Jane Eyre":

"¿Crees que soy un autómata? ¿Una máquina sin sentimientos? ¿Y que puedo soportar que me arrebaten el bocado de pan de la boca y mi gota de agua viva de la copa? ¿Crees que porque soy pobre, oscura, sencilla y pequeña, no tengo alma ni corazón? ¡Te equivocas! ¡Tengo tanta alma y corazón como tú!

Las frecuentes disputas entre Lucy y James en Maxton Hall hacen eco de este párrafo. En esencia, los cuentos eternos no caducan; simplemente requieren un nuevo enfoque. Estos dramas para adolescentes se producen una y otra vez y se convierten en una tentación secreta para los adultos, como yo. Esto se debe a que, aunque todos envejecemos, la nostalgia de la juventud persiste. Mientras estos dramas mantengan detalles plausibles y racionales, pasamos por alto las enormes disparidades entre nosotros y los personajes. La inocencia, el amor y la valentía que a menudo se desvanecen con la edad se reavivan en este tipo de historias.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

35
2
15