undefined_peliplat

Siempre nos quedará París ╿Rick e Ilsa en "Casablanca" (1942)

Spoilers

Rick Blaine (Humphrey Bogart) se muestra como un cínico dueño de su bar en Casablanca (Marruecos). Lo que observamos al principio del filme es que no le interesa mantener ninguna relación afectiva con ninguna mujer. Pronto nos enteramos del romance que ha tenido con Ilsa Lund (Ingrid Bergman) en París.

Las cinco razones para odiar Casablanca · Wiriko

En este emblemático filme de Michael Curtiz, la historia sucede durante la Segunda Guerra Mundial. Rick e Ilsa no pueden mantener su romance debido a la ocupación nazi en Francia. Ella huye sin Rick. Y Rick debe marcharse sin saber nada de ella. Aunque pronto la encuentra en su bar en Casablanca con su marido Victor Laszlo. Victor lucha contra los nazis en secreto y debe huir. En su reencuentro, Ilsa le dice a Rick que lo sigue amando.

El conflicto interno de Rick es palpable. A pesar de su aparente dureza y cinismo, su amor por Ilsa nunca ha desaparecido. La llegada de Ilsa reabre viejas heridas y despierta sentimientos que Rick había tratado de enterrar. El dilema de Rick se intensifica cuando se da cuenta de que ayudar a Ilsa y a Laszlo podría significar perderla de nuevo, pero también sabe que no ayudar podría condenar a un hombre que lucha por una causa noble.

Casablanca' cumple 65 años: de película de propaganda bélica al mayor  romance del cine | elmundo.es

La tensión aumenta cuando Ilsa, en un momento de desesperación, intenta persuadir a Rick para que entregue los documentos de tránsito que permitirían a Laszlo escapar de Casablanca. Su desesperación revela la profundidad de sus sentimientos y la complejidad de la situación. Rick, enfrentado a una elección imposible, debe decidir entre su amor personal y un acto de altruismo que podría cambiar el curso de la guerra.

Finalmente, en un gesto de sacrificio, Rick elige ayudar a Ilsa y a Laszlo. Esta decisión no sólo muestra su verdadero carácter, sino que también simboliza un sacrificio personal en favor de un bien mayor. En la icónica escena del aeropuerto, Rick convence a Ilsa de que debe irse con Laszlo, diciéndole que “si ese avión despega y no estás con él, lo lamentarás. Tal vez no hoy, tal vez no mañana, pero pronto y para el resto de tu vida.”

El final de Casablanca es agridulce. Rick y Ilsa se despiden, conscientes de que su amor es verdadero pero que el destino los ha separado por una causa más grande. La elección de Rick de renunciar a su felicidad personal por el bien mayor subraya el tema del sacrificio y la lucha contra el mal en tiempos de guerra.

Este desenlace también reafirma la complejidad del personaje de Rick Blaine. Bajo su fachada cínica y desinteresada, Rick demuestra una profunda humanidad y un sentido del deber que trasciende su propio interés. La relación entre Rick e Ilsa, marcada por la pasión, el sacrificio y la resignación, se convierte en uno de los romances más memorables y trágicos del cine.

Para finalizar, decimos que el romance de Rick e Ilsa en Casablanca es un poderoso relato de amor y sacrificio en medio de la guerra. La historia de su amor perdido y reencontrado, y la decisión final de Rick, resuena con temas de honor, deber y altruismo que siguen siendo relevantes hoy en día.

em>'Casablanca': la altura ética de un final</em> | Cultura Home | EL MUNDO
Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

6
0
3