undefined_peliplat

LOS CABALLOS FUERON LOS PRIMEROS

Antes que el automóvil fuera el mayor invento del siglo XIX que cambiaría el rumbo de la sociedad mundial, el hombre contaba con un ser vivo que se convirtió en el vehículo más importante cuyo origen data de hace 4200 años, estamos hablando de el caballo. Con su evolución se transformó en un animal de apoyo para las enormes distancias que la civilización humana debía recorrer; sin embargo más allá de que los equinos han sido utilizados como medio de transporte en diversas culturas han sido retratados de forma simbólica, mística o mitológica (como Pegaso en la mitología griega).

Han sido protagonistas de muchas producciones cinematográficas; sin ellos muchas escenas no serían las mismas lo que los han convertido en la especie animal más participativa en la historia del cine. Muchos de ellos han representado a personajes inolvidables que nos han hecho reir, llorar, asustar y conmovernos profundamente. Por ello; existe una larga lista de poderosas caracterizaciones tanto en películas de culto, animadas, históricas y fantásticas.

Tenemos por ejemplo a la película animada Spirit: El Corcel Indomable (2002) a unos días de cumplir su aniversario número 24. Matt Damon prestó su voz para darle vida a este hermoso personaje. Fue nominada al Oscar como mejor película animada y con la banda sonora del gran Hans Zimmer.

También tenemos como referencia a Seabiscuit (2003) con Tobey Maguire, El niño, el topo, el zorro y el caballo (2022) ganadora del Oscar al mejor corto animado. El hombre que susurraba a los caballos (1998) de Robert Redford.

Pero centrándome en mis memorias cinéfilas especialmente de la infancia no olvidaré la muerte del caballo Atreyu en La Historia sin Fin (1984) creo que a muchos nos traumó ese horrible momento pero pasando a instantes más aventureros he de mencionar a Sombragrís el caballo de Gandalf en la saga de El señor de los Anillos representado como como el señor de todos los caballos en la tierra media; de allí la pasión de J. R. R Tolkien por los mismos que nosotros los fans le agradecemos eternamente.

Ahora bien; si hay una historia que siempre ha sido impactante, poderosa y conmovedora relacionada con los caballos, aquí si tengo que hablar de ella. Esa es:

CABALLO DE GUERRA (WAR HORSE, STEVEN SPIELBERG, 2011)

Esta película infravalorada del maestro Spielberg ambientada en los inicios de la primera guerra mundial presenta la historia de Albert, un noble granjero (Jeremy Irvine) y su amistad inquebrantable con un extraordinario caballo llamado Joey. Esta es una de mis películas favoritas de toda mi vida pero me sigue costando verla porque amo a los animales y no soporto observar el dolor y sufrimiento al que son sometidos así sea todo ficticio y actuado. Esta historia es poderosa y épica porque somos testigos del viaje tortuoso que emprende Joey al separarse de Albert en un contexto no solamente bélico sino también el reflejo egoísta de la naturaleza del ser humano que dispone vilmente de la vida animal.

Luego de un recorrido bastante hostil para los protagonistas con personajes claves (entre buenos y malos) en cada paso que da Joey; finalmente llega ese reencuentro que tanto deseábamos y nos permite reflexionar los vínculos que podemos crear sin importar el ser que representamos. La música del legendario John Williams colaborador habitual de Spielberg es una espiral de emociones que nos aterra pero a la vez nos conmueven y una puesta en escena que nos recuerda a clásicos como “Lo que el viento se llevó” por ejemplo, nos deja esta obra maestra que curiosamente es una de las películas favoritas para Steven Spielberg. Estuvo nominada a 6 premios de la academia pero siento que el reconocimiento fue poco para la grandiosidad de esta producción.

Y puedo decir tranquilamente que no nubo ningún caballo herido en la filmación de la película 100% comprobado. Como dato histórico los caballos dejaron de ser un complemento de guerra después de la primera guerra mundial ya que posteriormente todo fue mecanizado. En este film participa Benedict Cumberbatch, David Thewlis, Emily Watson y Tom Hiddleston. Continúo enfatizando que Caballo de Guerra fue infravalorada en su época de estreno pero espero que a través de los años puedan ratificarla como una de las mejores películas de la historia; ya que nos enseña que los vínculos de los seremos humanos no dependen solamente de los mismos sino que tenemos la capacidad emocional de conectarnos con cualquier ser vivo.

Esta película si o si tienen que verla así sea una sola vez en la vida.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

14
2
2