undefined_peliplat

Revisitando Le beau Serge La nouvelle vague de Claude Chabrol (Lado A)

Escrito por Cristian L. Pires

Viernes 24 de mayo de 2024

Acosado por una enfermedad respiratoria François vuelve después de mucho tiempo a su pueblo natal en Sardent, al llegar encuentra a su querido amigo Serge sumido en el alcohol y la desesperanza, conmovido por este panorama François se pone como tarea ayudarlo. Dirigida por Claude Chabrol, Le beau Serge se estreno en diciembre de 1958 y está considerada por consenso general como la primera película de la llamada Nouvelle Vague o nueva ola francesa.

Le beau Serge es una película importante si es que se quiere comprender un poco mas la historia y la estructura del cine, en su momento fue a romper con un paradigma de que se podía y que no se podia hacer en el cine ¿Pero que valor tiene para un espectador casual este filme de mas de 65 años?

“-Siempre lo mismo, te dije que me dejes en paz-“

Bueno la trama es mas simple de lo que se podría esperar, no es una experiencia que se vuelva tediosa, obviamente cuenta con la desventaja típica de un filme tan añejo sin embargo tiene un esquema muy concreto, de hecho esta ola de nuevos directores apunto a esto, a simplificar y humanizar mas las películas francesas. Este filme es una propuesta chica, intimista… con un enfoque muy particular. Filmada con un presupuesto moderado producto de una herencia de la primer esposa de Chabrol, esta película no va por varios lugares, está bastante centrada en un pueblo y en el dicho “pueblo chico, infierno grande” casi que podemos ver a estos personajes en su intimidad mas secreta, por lo que una historia así, rápida y certera con lo que quiere decir puede que no atraiga a un chico de 15 años, pero dentro de sus posibilidades se presenta muy accesible.

Habiendo pelado la superficie, este filme tiene ese valor histórico agregado a todos los amantes del cine que quieren conocer mas de la nueva ola o en que consiste la nueva ola y para analizar esto… un poco de contexto es necesario.

Gérard Blain/Serge(izquierda) y Jean-Claude Brialy/François(derecha)

Ahora… Un peu d'histoire

Le Beau Serge nace junto con la nueva ola como una necesidad de mostrar otro aspecto del cine, para los años 50 el séptimo arte francés había caído en una repetición de elementos plásticos que a los ojos de los críticos de la época no reflejaban la intensidad, ni la realidad que se vivía en el complejo mundo de la post guerra. Toda esta problemática supo reflejarse a través de implacables artículos en la ya mítica revista Caheir du cinema, este grupo de jóvenes críticos se atrevieron a condenar de aburrido el cine clásico francés y por otro lado reivindicaban el trabajo de directores como Alfred Hitchcock, como un verdadero realizador con un estilo y una forma de contar historias, vale la pena recordar que por aquellos lejanos 1950s el termino cine de autor aun no se había acuñado. Muchas otras películas cementarían esta ola pero por lo pronto Le beau Serge fue la primera y quizás ahora comprendiendo un poco la finalidad detrás de todo esto, que el filme fuese producido con la historia de un pequeño pueblo detrás… tiene mucho sentido, porque la cinta, su forma de seguir las calles y a los personajes denota una crudeza muy particular, algo a destacar del director Claude Chabrol es que era un gran fanático de Alfred Hitchcock y a el mismo lo apodaban el Hitchcock francés, de hecho en el filme podemos ver algunos homenajes bastante obvios al estilo del encumbrado director.

Marie (Bernadette Lafont) y François

Dandole forma a un ciclo

La historia cuenta que en realidad Chabrol quería producir primero Les Cousins, un filme que le siguió a este y es, como lo dice el titulo de este articulo, una especie de lado B a Le beau Serge… y como es un lado B, un acompañante si se quiere… donde en este filme tenemos un pueblo y gente de campo, en le cousins tenemos la torre Eiffel y las calles de Paris, por lo que las restricciones presupuestarias, quisieron este orden que viéndolo a la distancia tiene mucho sentido, creando esta rampa ascendente que empieza en una historia muy localizada y personal y luego se expande a ser, lo que fue el inicio de esta gran época de experimentación.

En cuanto a las interpretaciones este filme también mostraría a una de las colaboraciones mas prolíficas de la nouvelle vague, la de Gérard Blain y Jean Claude-Brialy como Serge y François. Acá no hay mucho que decir su química es innegable, cuando están juntos en pantalla, la película toma su mejor color aunque irónicamente sea un filme en blanco y negro (otra marca de identificación de esta nueva era).

Si bien este filme puede no resonar con muchas personas quizás el factor humano detrás o su importancia por incentivar la llegada del llamado cine de autor, puede que aliente a algún curioso a revisitar este clásico, en filmes como estos hay una verdad a lo que hoy vemos en nuestras pantallas, comprender eso es tener la llave de acceso a apreciar estas bellezas, por todo esto y mas yo recomiendo Le beau serge 100%.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

4
0
0