undefined_peliplat

Trent Reznor: de ser el líder de Nine Inch Nails a ser el compositor más popular de Hollywood

Si hace 20 años te hubieran dicho que Trent Reznor, el líder de la banda de metal industrial Nine Inch Nails, ganaría múltiples premios Óscar a la mejor banda sonora, hubieras pensado que esto era una loca fantasía.

Sin embargo, realmente pasó. Luego de ganar dos premios Óscar a la mejor banda sonora por Red Social y Soul y componer para éxitos de taquilla como Desafiantes y Tortugas Ninja: Caos mutante, Reznor realmente se convirtió en uno de los compositores más populares de Hollywood, no solo por sus constantes obras exitosas, sino también por la forma en que resignificó la comprensión de Hollywood de las bandas sonoras.

Cuando analizamos el pasado, nos damos cuenta en retrospectiva que la influencia de Reznor en Hollywood comenzó hace más de dos décadas. De Asesinos por naturaleza a La chica del dragón tatuado y Desafiantes, él ha estado componiendo los sonidos que hacen que los corazones de la audiencia sientan un cosquilleo desde hace más de dos décadas.

La voz de los años 90

Dato curioso: Trent Reznor es un gran fanático de David Lynch. Como Lynch, Reznor nunca pensó que pasaría de la escena alternativa al público general. Las canciones que escribió para Nine Inch Nails tenían muchas metáforas relacionadas con las drogas, la violencia y el odio hacia uno mismo, pero extrañamente, estas canciones extremadamente negativas eran catárticas y tranquilizadoras para incontables oyentes. El segundo álbum de Nine Inch Nails, The Downward Spiral (1994), vendió más de 120.000 copias en la primera semana después de su estreno. Esto estableció a Reznor firmemente en la escena de la música general y lo convirtió en otro músico que definió el sonido de la angustia de los años 90 además de, por supuesto, Kurt Cobain de Nirvana.

Así como la música de Reznor, las pantallas del cine estadounidense de los años 90 estaban repletas de violencia y enojo. Es exactamente por esto que el director Oliver Stone, quien ganó varios premios Óscar, le preguntó a Reznor si podía contribuir con algunas canciones para su película de 1994 titulada Asesinos por naturaleza. En la mente de Stone, la furia y la angustia dentro de Reznor se ajustaban apropiadamente con el tema de su película.

Al principio, Reznor contribuyó solamente con un par de canciones para la película. Pero, luego de ver la versión final, voluntariamente produjo todo el álbum de la banda sonora para Stone: “Hubiera sido una pena que la banda sonora de esta película solo tuviera una docena de canciones en ella sin relacionarse con nada. Yo quería mezclar las canciones con los diálogos para volver a capturar la atmósfera de toda la película y, de esta forma, hacer que la banda sonora sea un recuerdo valioso para la audiencia”.

De hecho, la banda sonora Natural Born Killers producida por Reznor tiene un mayor sentido de coherencia que la película en sí. Aunque la película de Stone es enérgica y un poco caótica, la banda sonora de Reznor no solo captura la experiencia frenética de la película, sino que también es más conmovedora a un nivel emocional. Las tres canciones con Leonard Cohen ("Waiting for the Miracle", "Anthem" y "The Future") presentan un mundo sombrío, desmoronado y compungido de mejor forma que las líneas escritas por Stone. Además, los tiernos cantos de Bob Dylan en "You Belong to Me", que se ven eclipsados por las deslumbrantes imágenes de la película, vuelven por completo a la vida en la banda sonora. El éxito comercial de la banda sonora no es menor al éxito de la película en sí ya que llegó al puesto número 19 en la lista de ventas de álbumes de Billboard y la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA) le otorgó unla cCertificadoción de oOro oficialmente en 2013.

El éxito de esta primera incursión en la producción de bandas sonoras cinematográficas hizo que Reznor fuera la cara de la violencia en las bandas sonoras de Hollywood durante los años siguientes. En los créditos iniciales de Se7en: los siete pecados capitales, David Fincher usó el éxito “Closer” de Nine Inch Nails para presentar la retorcida mente del asesino serial. Además, en 1997, David Lynch también le encargó a Reznor que produjera el álbum de la banda sonora de su thriller psicológico titulado Carretera perdida. Para esto, Reznor hizo una selección ecléctica de artistas desde su amigo cercano David Bowie a su protegido del metal industrial, Marilyn Manson.

Colaboraciones con David Fincher

No obstante, fue su colaboración con David Fincher la que estableció firmemente el estatus de Trent Reznor como compositor cinematográfico. Su primera colaboración, Red Social, inmediatamente hizo que Reznor y Atticus Ross, su socio creativo desde hace mucho tiempo, ganaran un premio Óscar a la mejor banda sonora. Luego colaboraron en cuatro películas subsecuentes: La chica del dragón tatuado, Perdida, Mank y El asesino.

Aunque son muy diferentes al estilo del metal industrial de sus comienzos, estas bandas sonoras de Reznor y su socio Atticus Ross se mantienen esencialmente en el mismo tono que las obras de Nine Inch Nails. Todas tienen melodías hermosas y placenteras para el oído, pero debajo de ellas acecha el sonido de la angustia que continúa destrozando los corazones de los personajes. Dicha agitación y enojo también son tonos subyacentes de las películas de David Fincher y, cuando se contrastan con las crecientes, simples y limpias perspectivas de las escenas de Fincher, el choque entre las imágenes y los sonidos se vuelve más y más intrigante.

Sin embargo, los sonidos que Reznor presentó para cada una de las películas de Fincher fueron significativamente diferentes. Red Social fue una película sobre uno de los nerds tecnológicos más famosos del mundo, por lo tanto, Reznor creó un sonido muy similar a la banda sonora que un juego de Nintendo hubiera tenido en los años 80.

Por otro lado, La chica del dragón tatuado trataba de una chica gótica que vive en Suecia, entonces Reznor usó sintetizadores electrónicos para acentuar la frialdad de Escandinavia y el sonido de campanas de viento para resaltar el joven corazón de la protagonista.

En el thriller marital Perdida, Reznor incluso utilizó elementos orquestales ya que este tipo de música representa el orden y la estabilidad, que es exactamente lo que el matrimonio busca. Pero la forma en la que Reznor usó elementos orquestales fue poco ortodoxa. En su uso perverso y en la lucha entre la música electrónica y orquestal, Reznor creó un sentimiento de inquietud, que representa con exactitud al matrimonio disfuncional del que trata la película.

En cuanto a Mank, el uso de temas retro de baja fidelidad no solo le rinde homenaje a la clásica banda sonora orquestal de Hollywood, sino que también subraya el sentimiento de caos en el mundo espiritual del protagonista interpretado por Gary Oldman.

David Fincher y Trent Reznor son una combinación perfecta. Ambos son expertos en expresar el sentimiento de angustia y ambos son perfeccionistas en su búsqueda de la excelencia. Se desafían mutuamente para cumplir con las expectativas del otro y, con la guía de Fincher, Reznor se adentra constantemente en universos nuevos. “Una de las cosas más liberadoras sobre el trabajo de un compositor cinematográfico es que ya que solo estás aquí para servir a la película, seguirás al director e irás a lugares que nunca antes visitaste. Definitivamente es una aventura emocionante”.

Más aventuras: Soul y Desafiantes

En los últimos años, Trent Reznor y su socio Atticus Ross visitaron territorios desconocidos. Hacer la banda sonora de la película animada de Pixar titulada Soul fue una de esas aventuras y Reznor admitió que eligió el trabajo con Pixar Studios no solo porque ahora tiene hijos, sino también por el desafío que conlleva musicalizar una película animada: ¿cómo satisfacer el ingenuo deseo de un niño que quiere entretenerse, mientras que al mismo tiempo le presentas a la audiencia adulta una ilustración más profunda? Es como musicalizar dos películas a la vez.

Para lograr esto, Reznor presentó dos tipos de bandas sonoras: una ligera y rítmica tradicional de Pixar y una electrónica con sintetizadores que expresa el mundo conmovedor de la película. La naturaleza efímera del segundo tipo de banda sonora es casi desgarradora. Reznor recibió su segundo premio Óscar a la mejor banda sonora por esta obra (un premio que compartió con sus socios Atticus Ross y Jon Batiste).

Recientemente, el dúo Reznor/Ross comenzó una colaboración con el director italiano Luca Guadagnino (Llámame por tu nombre). Trabajaron juntos por primera vez en Hasta los huesos. La banda sonora inspirada en folk agregó muchos toques locales al camino de los protagonistas adolescentes a lo largo de los Estados Unidos.

Pero la gran obra de esta asociación se muestra en la última entrega de Guadagnino, Desafiantes. Guadagnino les aclaró a Reznor y a Ross que necesitaba una banda sonora rítmica que hiciera que la audiencia baile. El desafío para Reznor y Ross fue ver cómo hacer para satisfacer las necesidades del director y al mismo tiempo crear el ambiente para el triángulo amoroso en el corazón de la película. En la banda sonora de Desafiantes, hay dos estilos musicales complementarios: uno es dinámico y abierto y el otro es silencioso e introspectivo.

Reznor es bastante contundente sobre su comprensión de las bandas sonoras cinematográficas: “Muchas películas de Hollywood se terminan y luego se les agrega la música al final, yo simplemente creo que eso es tonto. Sería mucho más genial que el compositor se involucrara desde el comienzo”.

Cuando se trata de la relación entre las bandas sonoras y el trabajo de Nine Inch Nails, Reznor cree que hay un buen equilibrio entre las dos: “El trabajo de la banda es 100 % expresión personal, mientras que la creación de las bandas sonoras es, por naturaleza, un servicio para una película. Trabajar en bandas sonoras nos da más motivación e inspiración para trabajar en Nine Inch Nails. Podría ampliar nuestros horizontes para que podamos aportar más de lo obtenido en estos caminos diferentes”.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

5
1
0