undefined_peliplat

True Detective: Una batalla de luz y oscuridad

True Detective presenta un horrible caso que involucra a un culto responsable de años de asesinatos ritualistas, abusos sexuales y abuso infantil. La historia de este culto se basa en la santería y las creencias vudús comunes alrededor de Louisiana, con algunas víctimas que incluso se les lavó el cerebro para que sean voluntariamente sacrificios de sus deidades.

Esta serie tiene muchas referencias de la literatura de terror y extraña estadounidense e incorpora elementos como la ciudad fantasma de Carcosa de Ambrose Bierce y El rey de amarillo de Robert W. Chambers. Estas son pistas esenciales en la narrativa, que se relacionan con los Mitos de Cthulhu y la filosofía de Nietzsche para crear una perspectiva del mundo profundamente oscura.

David Lynch exploró a la perfección la narrativa extensa en la televisión estadounidense, que se enfoca en solo un caso, hace más de dos décadas en El enigma de Twin Peaks, que cautivó a Estados Unidos y marcó un parámetro en la historia televisiva. Las series subsecuentes como la nueva versión de The Killing y True Detective elevaron este género a nuevas alturas.

Aunque True Detective puede no igualar el impacto cultural de El enigma de Twin Peaks, se destaca de entre la reciente racha de miniseries exitosas de HBO. Con Woody Harrelson y el ganador del Óscar Matthew McConaughey como protagonistas y productores ejecutivos, la serie también introduce audazmente nuevos talentos.

El joven director Cary Fukunaga, de ascendencia japonesa mixta, le da a la serie una estética única. Conocido por su trabajo en la adaptación cinematográfica Jane Eyre, Fukunaga combina estéticas clásicas con un humanismo matizado, lo que le da a True Detective su sentimiento acechante y complejo. Esto complementa el género suspensivo de la serie, que resalta particularmente en el extenso plano al final del cuarto episodio (del que se habló mucho).

Los fanáticos con frecuencia analizan la trama compleja de True Detective, que desarrolla un caso de asesinato a través de líneas temporales dobles (1995 y 2012) a través de recuerdos de ambos detectives. La serie mezcla hilos narrativos simbólicos, metafóricos y ambiguos, lo que alienta las teorías y análisis de fanáticos.

En esencia, True Detective revela las atemorizantes acciones de un culto a lo largo de muchos años. Ocurre en Louisiana y el escritor de la serie, Nic Pizzolatto, se inspiró en esta región, que en 2005 sufrió un notorio escándalo de abuso sexual en una iglesia. Si este evento de la vida real influenció la creación de True Detective de Pizzolatto es solo una especulación. Sin embargo, los delitos de la serie resuenan con las realidades oscuras de la zona.

El trasfondo cultural de True Detective incluye la mezcla de Louisiana de la santería y las creencias vudús. La santería une al catolicismo con la mitología del pueblo yoruba africano y su relación con lo vudú, conocido por su asociación con la brujería y los zombis, es compleja. La serie insinúa los actos atroces del culto sutilmente en lugar de explícitamente.

La influencia del culto en la zona es antigua y los detectives se enfrentan a una resistencia sustancial debido a las relaciones del culto con las instituciones locales. A medida que su investigación se profundiza, se vuelve evidente que ya ocurrieron delitos similares. La evidencia esencial indica un impacto profundo de la santería y lo vudú en las víctimas locales, que algunas se volvieron sacrificios de manera voluntaria.

Esta serie también se inspira mucho en la literatura de terror y extraña estadounidense e incorpora referencias de Carcosa de Ambrose Bierce y El rey de amarillo de Robert W. Chambers. La confrontación final ocurre en Carcosa, que se muestra como el lugar de los rituales del culto. El rey de amarillo aparece a lo largo de la investigación, lo que sugiere una figura líder del culto. Tristemente, muchos de los culpables originales murieron antes de que la serie se estrenara.

Los guiños de Pizzolatto a Bierce y Chambers, que se relacionan con los Mitos de Cthulhu, enriquecen True Detective con un aura lovecraftiana. Esto es especialmente evidente con el personaje de McConaughey, Rust Cohle, quien personifica una visión del mundo nihilista similar a la filosofía de Nietzsche.

A través del diálogo de Cohle, Pizzolatto explora conceptos metafísicos como el "espacio de cuarta dimensión" y muestra a Cohle como un partidario de Nietzsche que cree en la inevitabilidad del destino. El punto de vista de Cohle imita la idea de Nietzsche de la recurrencia eterna, lo que sugiere una pesadilla de existencia cíclica.

La influencia de los Mitos de Cthulhu se ve en las experiencias de Cohle con las visiones cósmicas, que crean un paralelismo con el descenso hacia la locura lovecraftiana del protagonista. El monólogo final de Cohle refleja su camino emocional y despertar filosófico:

Hubo un momento en el que supe que me estaba ahogando en algo oscuro... Todos nosotros, los tres, nos estábamos desvaneciendo. Todo lo que tuve que hacer fue soltar... Y lo hice. Pero todavía podía sentir su amor, incluso más que antes. No había más nada que ese amor... y luego me desperté.

Este discurso imita a una persona que escapa del agarre de la locura lovecraftiana, regresa a la claridad y al amor, aunque temporalmente.

Junto con la investigación del culto, True Detective ofrece una representación crítica de las realidades socioeconómicas de Louisiana, lo que resalta los matices culturales de la región. Conocida por su fuerte fundamentalismo cristiano, Louisiana también tiene influencias africanas, latinas y caribeñas, con tradiciones como el Martes de Carnaval relacionadas como la santería y lo vudú (no todas relacionadas con los cultos).

Geográficamente, la naturaleza de Louisiana provee un refugio para las actividades de culto. El escondite en la jungla de la familia Ledoux y las ubicaciones aisladas de Carcosa ilustran esto. Las consecuencias del huracán Katrina de 2005, que dejó partes de Louisiana destruidas, permiten aún más las actividades de culto, como se muestra en la serie.

True Detective también profundiza en las vidas personales de sus detectives. Rust Cohle, un nihilista con un pasado trágico, contrasta fuertemente con Marty Hart, interpretado por Woody Harrelson, quien exteriormente representa al padre y esposo excelente y al arquetipo de policía. La perspectiva sombría de Cohle proviene de su pérdida personal y trabajo de encubierto, lo que lo lleva a una vida monástica luego de su trabajo policial, impulsado por su obsesión con resolver el caso.

A pesar de su disfraz de clase media, Hart está plagado de infidelidad, lo que al final lo lleva al aislamiento personal. Luego de un breve amorío con Cohle, la exesposa de Hart, los dos detectives inicialmente se separan, pero luego se reconcilian para resolver el caso.

La batalla contra el culto simboliza la lucha entre la luz y la oscuridad, que se refleja en los caminos de Rust y Marty. Como detectives de verdad, su lucha contra la maldad describe una batalla cósmica entre el bien y el mal.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

0
0
0