undefined_peliplat

Amar(te) libera

Spoilers

"No me acuerdo de olvidarte" - Memento (Christopher Nolan - 2001)

Piensa Leonard, mientras ve como el fuego consume algunos objetos personales.

Esa frase, ese pensamiento, esa imagen de su esposa fallecida, es lo que le da sentido a seguir luchando contra ese daño irreversible que tiene su memoria. Su misión real va más allá de encontrar a quien la asesinó, su verdadero propósito es conservar ese pequeño fragmento de ella en su mente, esa última mirada, esa despedida.

A través del Séptimo Arte hemos conocido historias de amor y desamor, personajes que se conocen en una escena y en medio de una trama envuelta en acción, comedia o drama, terminan abrazados por un mutuo sentimiento.

Ejemplos los hay en grandes cantidades, destaco los siguientes:

Julia Roberts y Richard Gere en Pretty Woman (1990), Estos dos actores y Hugh Grant tuvieron en los 90 su época dorada del cine romántico. Kate Winslet y Leonardo DiCaprio en Titanic (1997), Ethan Hawke y Julie Delpy en la trilogía Before (1995-2013), Ryan Gosling y Rachel McAdams en The Notebook (2004).

Pero también hay algo que el cine sabe hacer y es retratar esa conexión entre personajes que más allá de un entorno fantasioso, es imposible que puedan estar juntos, es ahí donde toma más valor ese sentimiento, algo que no se puede materializar y que solo puede sobrevivir como una idea. Y no, no hablo de Leonardo Dicaprio y Claire Danes en Romeo y Julieta (1996), ni de Heath Ledger y Jake Gyllenhaal en Brokeback Mountain (2005) o de Timothée Chalamet y Armie Hammer en Call Me by your Name (2017) .

No. Hablo de conexiones como la de Johnny Depp y Winona Ryder en Edward Scissorhands (1990), El es un hombre artificial creado por un científico y ella es una joven adolescente problemática, cuando los conoces sabes que es imposible que terminen juntos, pero aún así dejas que en tu interior se encienda esa llama y sientas que existe ese amor.

Lo mismo pasa con Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson en Her (2013), El es un escritor que acaba de pasar por una ruptura y ella es un sistema operativo sumamente inteligente que le acompaña y ayuda a sobrellevar los procesos de separación y la infame soledad. Entre ambos crece un sentimiento tan real y profundo que tu como espectador lo aceptas al punto en que logras imaginarla a ella.

También tenemos a Ryan Gosling y Bianca en Lars and the Real Girl (2007), el es un hombre solitario y extremadamente tímido que evita cualquier contacto con la sociedad hasta que entabla una relación amorosa con una muñeca de plástico que compra de forma online. Es una extraña pero conmovedora historia que nos enseña la importancia de la aceptación y el sacrificio, en este caso, por parte de su familia y amigos que aprenden a convivir con ellos como pareja y que gracias a esa aceptación, Lars entenderá sobre el amor y la amistad.

El cine adopta muchas formas para mostrar esa conexión, hay un selecto grupo en donde ambos personajes entienden los sentimientos de la otra persona y toman decisiones para un bien común.

Para entender ese contexto es necesario siempre aprender a diferenciar lo que es “Amar” y lo que es “Idealizar”.

Como seres humanos estamos acostumbrados a tener expectativas, y eso no está mal, solo que hay momentos donde eso que esperamos no resulta como lo imaginamos y empezamos a tratar de transformarlo a nuestro gusto.

Esto nos va generando conflicto ya que sobreponemos nuestros pensamientos y objetivos por encima de las necesidades de la otra persona.

Amar es expresar aceptación, respeto, admiración, cariño, y querer que una persona esté en nuestra vida, que forme parte de la nuestra y formar nosotr@s parte de la suya.

Idealizar es elevar las cosas sobre la realidad por medio de la inteligencia o la fantasía. Es mejorar lo real con nuestra fantasía.

Ryan Gosling y Michelle Williams nos demostraron en Blue Valentine (2010) que dos personas pueden amarse mucho y al mismo tiempo entender que no pueden estar juntos, una relación de pareja tiene muchas etapas y una de las más importantes es la de aprendizaje. Lo mismo ocurre con Adam Driver y Scarlett Johansson en Marriage Story (2019) , un matrimonio que pasa por una crisis y está en proceso de divorcio, nosotros como espectadores somos testigos de la evolución de ellos como pareja y también de sus fallas que los llevan a separarse. Cuando toman la decisión de seguir con sus vidas por aparte y sonreír con cada recuerdo que tienen juntos, ahí entienden el significado de amar a una persona.

Amar también es soltar cuando no encajas.

Lo entienden Ryan Gosling y Emma Stone en La La Land (2016), dos personajes que construyen una historia de amor llena de fantasías pero que al final la realidad les da un golpe de frente y optan por seguir sus sueños por aparte deseándose lo mejor.

Lo entienden Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel en 500 Days of Summer (2009) , un par de jóvenes que se sumergen en una intensa relación amorosa pero que a medida que pasa el tiempo sufre desgaste y se separan. Aquí lo interesante es que aprenden a no forzar y a hacer una retrospectiva de las cosas en las que han fallado para luego poderlas corregir. Esta película tiene una de las mejores frases para hacernos entender lo que es esa conexión:

Gerard Butler y Hilary Swank en P.S. I Love You (2007) nos enseñaron que amar a una persona es también pensar en su futuro. Gerry y Holly son un matrimonio que vive feliz, hasta que Gerry muere de cáncer, algo que el sabía tiempo atrás que iba a pasar y para que su esposa no sufra tanto su pérdida él dejó ideado un plan de futuro para ella. Le dejó cartas y le organizó una aventura de redescubrimiento hasta el punto de convertir la finalidad de la muerte en el comienzo de una nueva vida.

Greta Lee y Teo Yoo en Past Lives (2023) nos demostraron que el amor por una persona puede cultivarse desde la infancia y superarse en la adultez cuando comprendes que no puedes estar ahí, por más que lo desees, te puedes sanar si sabes que esa persona es feliz. Dejar ir es un paso de valentía, es también amor propio.

Robot Dreams (2023) lo hizo igual, una relación donde te interesa que la otra persona se sienta bien, sonría y baile de felicidad.


El Cine es usualmente un escape a la realidad, pero también es una revisión profunda de la misma.

Y en cuanto a buscar esa "Pareja Icónica" que te represente a ti como espectador, con la cual te identificas, la vas a encontrar cuando entiendas el verdadero significado de amar a una persona.

Muchos quisieran ser como el Sr. Darcy y Elizabeth Bennet de “Pride and Prejudice” o Anna y William de “Notting Hill”, que te digan una frase como la de John Smith a Pocahontas: “Prefiero morir mañana que vivir cien años sin conocerte”.

Lo cierto es que también podemos ser felices entendiendo a Bob y Charlotte en “Lost in Translation” que no pudieron estar juntos y también comprendiendo frases como la que le deja Ellie a Carl en UP: “Gracias por esta aventura, ¡ahora te toca a ti vivir una nueva!”

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

7
1
0