undefined_peliplat

Las tres etapas del amor en Before sunrise, Before sunset y Before midnight

Spoilers

El amor se ha vinculado al cine desde sus inicios, siguiendo las narrativas clásicas pero también adaptados a cada época. La escena final de Cinema Paradíso de Giuseppe Tornatore recuerda como la censura de los besos en el cine, en la época de los 80, impedían que los espectadores presenciaran besos en la pantalla grande.

Las películas románticas suelen crear una idealización de como deberían verse las relaciones amorosas, pero en la mayoría de los casos queda solo en eso, una idea, que está completamente alejada de la realidad, porque el amor no es complaciente. Sin embargo, con el paso los años y la evolución del cine, los romances adquirieron elementos más complejos que los acercan más a la realidad, como por ejemplo historias donde los enamorados no terminan juntos o en las que estar juntos no fue tan fácil.

Los filmes de Richard Linklater tienen un equilibrio entre la idealización del romance y la realidad a la que se enfrentan sus personajes para lograr estar juntos.

En la trilogía Before, el director presenta a Jesse y Céline, dos desconocidos que se encuentran en un tren y deciden aventurarse a conocer la ciudad de Viena durante 24 horas juntos, nada puede ser más romántico que esto.

En esta primera película, Before sunrise se puede ver a los personajes experimentar lo que la antropólogo Helen Fisher define como etapa I del amor, la lujuria o como también es conocida, el enamoramiento.

En la etapa de enamoramiento, los impulsos biológicos que experimenta el cuerpo, están asociados a la atracción sexual. Durante toda la película se puede apreciar como los personajes en un coqueteo constante intercambian ideas profundas sobre sus puntos de vista acerca de la vida y el amor; la picardía y la incertidumbre de una primera cita están presentes en todo momento.

Por su parte, Before sunset, sigue la historia nueve años después, mostrando a los personajes en otro momento de sus vidas, alcanzando sus metas profesionales, con decisiones que los alejaron de estar juntos, pero encontrándose nuevamente.

En esta película se podría ver que experimentan, según Fisher, la etapa II, el amor romántico. A lo largo del filme los personajes actualizan sus vidas, sus pensamientos, redescubriéndose el uno al otro, pero sobre todo esta vez sí eligiéndose para estar juntos. El amor romántico genera ansias y puede ser más poderoso que el deseo sexual.

En la última película, Before midnight, que ocurre, también nueve años después, los personajes se encuentran en un viaje familiar, la familia que ellos han elegido tener, entrando en la etapa III el amor maduro. En esta etapa, las hormonas que predominan no están asociadas a impulsos momentáneos como en la etapa de la lujuria, sino más bien a la seguridad y la calma.

A pesar de que Céline se siente frustrada y duda sobre sus decisiones, al igual que Jesse, lo que ambos han construido juntos los llena de satisfacción y solo logran darse cuenta de ello cuando se cuestionan si realmente ha valido la pena todo ese tiempo juntos.

También es importante mencionar que el amor no es lineal y suele verse de maneras distintas, muchas veces puede estar rodeado de incertidumbres, decepciones, crueldad, pero también puede ser placentero, generar satisfacción y felicidad.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

0
0
0