undefined_peliplat

César

Spoilers

En el año del 2011, en los laboratorios GEN-SYS de San Francisco, sitio donde se desarrolla una cura para el alzhéimer que tiene como especímenes de prueba a chimpancés, una hembra de comportamiento errático crea un gran alboroto por las instalaciones. Desafortunadamente, fue abatida para que no pudiera lastimar a nadie. Uno de los científicos se percata de que la conducta del chimpancé se debió a que acababa de dar a luz y quería proteger a su cría. Cuando el jefe de la compañía ordena que eliminen a los chimpancés de prueba, el científico le entrega la cría a Will, el encargado del proyecto, para que lo cuide. Se lo lleva a casa y al poco tiempo se da cuenta de que ha heredado la inteligencia de su madre. Este, en resumidas cuentas, es el inicio de César, el estandarte del reboot de Planet of apes (1968), titulada Rise of the Planet of the Apes (2011), que continuaría con dos secuelas, Dawn of the Planet of the Apes (2014) y War for the Planet of the Apes (2017). En este texto quisiera repasar el recorrido de César en la trilogía del reboot, desde su nacimiento hasta trágica muerte.

En la primera entrega vemos el desarrollo de César. El primer acontecimiento importante en su vida fue cuando descubrieron su gran intelecto y lo pusieron a prueba. Eso propició la adopción de César por parte de Will y su padre en vez de llevarlo a un refugio, generando un lazo de cariño con los humanos. Para su desgracia, no pasó mucho tiempo para que conociera la maldad humana. Llevado al límite, causó daño a un vecino que amenazaba con hacer daño al padre de Will. Como consecuencia, lo encerraron en una instalación para primates. Y si ya había conocido la maldad, ahora descubriría el odio, ya que el hijo del encargado del sitio torturaba a los animales. Inclusive, los primates también lo hacían, lo miraban como un inferior, pero César se ganó su respeto, creando un lazo especial con los de su especie. Es por ello que decidido que los liberaría. Una noche escapa del refugio y consigue muestras del virus que hizo inteligente a su madre para convertir a los simios en una especie superior; su plan era concederles un hogar fuera de las rejas humanas, y para esto necesitaba animales pensantes, no solo fuertes. Fue en la noche donde liberaría a su raza cuando habló por primera vez. Es curioso porque no solo proliferó una palabra, gritó “no”, dejó claro al hijo del encargado que ya no estaría bajo el yugo de su torturador, ni en el de nadie. Desafortunadamente, mata por error a este, siendo punto de inflexión en César porque, aunque sabe que liberar a los simios y llevarlos a un nuevo hogar será difícil, promete no volver a matar. Después de un arduo recorrido donde varios simios mueren, cumple su objetivo y se convierte en el líder de su nueva comunidad. Ya no era un simio criado entre humanos, era uno con su especie. Esta es la etapa de descubrimiento de César. Entendamos que, al igual que nosotros que los humanos, él es un ser pensante y, como tal, debe descubrir quién es, entender sus frustraciones, sus capacidades, etc. Es por ello que pasa de una etapa de ignorancia a otra donde empieza a comprender el mundo que lo rodea. Y este lo trastorna al punto de querer la libertad para los suyos. Gracias a él y a la estupidez humana, la era de los simios han comenzado.

En la segunda entrega nos encontramos con un César más maduro, no solo en edad sino en conocimiento y en la forma de ver la vida. Por tal razón surge la célebre frase “simio no mata simio”, un mantra que todos debían seguir. Todo cambia en la comunidad de simios cuando se encuentran con humanos. De mala fe, César accede a las peticiones de los humanos para que se vayan y no vuelvan a la comunidad de primates, pero Koba, uno de los simios de la primera película, que ha generado un gran odio contra los humanos porque lo utilizaron para experimentación, planea la muerte de César. Afortunadamente, César sobrevive y resuelve el asunto con Koba, matándolo para preservar el bien de la comunidad, rompiendo su regla no matar y, sobre todo, rompiendo su mantra. La forma de percibir el mundo de César cambia radicalmente. Al principio de este filme lo vemos como un líder capaz y benevolente que no lastimaría a nadie de su especie, pero al final se percata que tendrá que tomar decisiones difíciles para mantener la seguridad y bienestar de todos. Aun así, su regla continua, porque de no ser así, serían iguales a los humanos que tanto daño se han hecho entre ellos.

En el final de esta trilogía vemos la búsqueda de César de un lugar seguro, algo parecido a la tierra prometida, donde podrán vivir sin preocupaciones, siendo felices. Esto ocurre porque hay humanos que quieren lastimarlos y que logran matar a la familia de César, salvo por su hijo mayor. Sin embargo, esta tarea no fue sencilla. Su comunidad terminó encerrada en jaulas como en los viejos tiempos. Cesár los libera y busca al perpetrador del crimen contra su familia, pero con una mentalidad diferente, huye de la violencia innecesaria, desechando la idea de venganza al no matar a este sujeto. Y es en este punto donde César entrega todo de sí por el bien de los suyos, dejando este mundo con tranquilidad al darles la tierra prometida.

Sin duda, el personaje de César fue muy memorable. No solo es mi favorito, si no que me parece el mejor de la franquicia. Tanta es su importancia que, a día de hoy, aun lo recordamos con mucho cariño, y los desarrolladores de la nueva trilogía que comienza este año, no han querido desprenderse de su imagen.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

14
0
11