undefined_peliplat

Un loco psicópata y un cazador de judíos...que nos encantan

Spoilers

Como bien sabemos todos, el cine está lleno de villanos con muchos matices. Tenemos aquellos villanos tan pero tan potentes que despiertan lo peor de nosotros para con ellos, o sea, que realmente nos hacen odiarlos…y tenemos otros que, pese a lo malos que pueden llegar a ser, nos terminan encantando.

¿Pero cómo podes terminar empatizando con un villano, aún sabiendo que no tiene las mejores intenciones?

Pueden ser varias cosas. Por ejemplo, la intensidad con la que el villano lleva a cabo sus planes y su sinceridad con respecto a su propia esencia, pese a que lo lleve por el mal camino. O puede ser que el trasfondo que lo hizo caer en el camino del mal, te hace comprender e incluso justificar sus motivos, lo que podría llegar a hacerte comprender y hasta empatizar con él.

Pero en esta oportunidad, voy a tomar a dos de los mejores villanos en la historia del cine, al menos para mí. Con una potencia tal…que te hacen olvidar tanto al “héroe” de sus películas, como el hecho de que estos son en realidad los “malos”.

1) JOKER (HEATH LEDGER - THE DARK KNIGHT)

Pemeran Antagonis Menang Oscar, Kenapa Tidak? Ini Dia Daftarnya | Republika  Online Mobile

El ya fallecido Heath Ledger nos regaló en el ya lejano año 2008 una interpretación sencillamente magistral sobre, quizás, el peor enemigo que haya tenido Batman: hablamos del mítico Joker (Guasón).

En el año 1989, todos quedamos encantados con la más que genial interpretación que nos dio el legendario Jack Nicholson en el debut fílmico de Batman, de la mano de Michael Keaton. Y era muy difícil pensar en que alguien más podría superar tal nivel de actuación y caracterización.

Bueno, hubo que esperar 19 años para que Christopher Nolan nos diera una nueva versión de este payaso loco y criminal. Y el elegido fue Heath Ledger, actor que en un principio no fue del agrado de los fans, debido a que venía de hacer películas “pochocleras”, o más que nada para adolescentes.

Pero Nolan se la jugó y lo eligió para encarnar a este villano. Y el resultado fue sencillamente MA-GIS-TRAL.

Este Joker es un genio criminal, con una mente terriblemente retorcida, que le permite urdir planes complejos y anticipar los movimientos de sus enemigos. Siempre parece estar entre 5 y 10 pasos adelante de Batman y la policía.

Pero a pesar de su naturaleza sádica y psicópata, el Joker tiene un encanto innegable. Su sonrisa perturbadora y su humor retorcido lo convierten en un personaje realmente fascinante, además de la intensidad con la que lleva a cabo sus planes y del hecho de que le hace ver a Batman de que ambos no son tan diferentes (eso lo deja en claro en la tremenda escena del interrogatorio).

Y finalmente, este Joker utiliza el humor negro como una herramienta para burlarse de la sociedad y de sus víctimas. Su sátira mordaz nos hace reflexionar sobre la oscuridad que puede existir en el ser humano, y que pese a las buenas intenciones que uno pueda tener, en algún momento esta persona puede terminar “cayendo” (esto lo demuestra con Harvey Dent).

Ledger (quien ganó el Óscar de manera póstuma por esta interpretación), encarnó a un villano que, de manera increíble, supo relegar a Batman a un segundo plano de manera sublime, y que se ha ganado el cariño de todos los fans no solamente del Caballero de la Noche, sino también del Séptimo Arte.

2) CORONEL HANS LANDA (CHRISTOPH WALTZ - BASTARDOS SIN GLORIA)

Quentin Tarantino Says Inglourious Basterds' Hans Landa Is the Best  Character from All of His Films | Complex

Un año después de la increíble interpretación de Heath Ledger como el Joker, en el año 2009 el mítico Quentin Tarantino nos trajo una increíble sátira de la Segunda Guerra Mundial llamada “Bastardos Sin Gloria”, en la que nos encontramos con un grupo de militares comandados por el Teniente Aldo Raine (Brad Pitt), que se dedica a buscar y matar Nazis por su cuenta. Pero no la tendrán tan fácil, ya que deberán enfrentarse a un enemigo verdaderamente notable, y que analizaremos a continuación: el Coronel Hans Landa, encargado de manera magistral por Christoph Waltz.

Estamos ante un “malo” que, sin llegar a tener el sadismo y psicopatía del Joker de Ledger, sabe cómo fascinarnos. Un personaje que se ha ganado el mote de “Cazador de Judíos”, el cual Landa detesta, pero que se lo ha ganado de buena ley.

Landa es un detective metódico y astuto, con una tremenda capacidad para “leer” a las personas y obtener información (tal y como lo hace con el lechero en su presentación), lo que lo convierten en un enemigo verdaderamente formidable.

Pero a pesar de su crueldad, tiene un aire de sofisticación y educación que lo hacen verdaderamente atractivo.

Su impecable apariencia y modales contrastaban con su brutalidad a la hora de llevar a cabo su trabajo, además de que utiliza el sarcasmo como herramienta para humillar a sus víctimas y sembrar el miedo. Su ingenio verbal lo convierte en un personaje memorable. Prueba de esto es que habla cuatro idiomas con total fluidez en la misma película (Inglés, Francés, Alemán e Italiano).

Waltz (quién también ganó el Óscar por su magistral performance) sabe cómo hacernos olvidar que esta encarnando a este colosal personaje durante toda la película, al punto de que casi nos hacer olvidar la cruzada de los Bastardos, y sólo queremos verlo utilizar todos sus más que valiosos recursos para llevar a cabo su trabajo como un oficial del Tercer Reich.

¿Pero por qué nos atraen tanto este Joker como Hans Landa?

Existen varias razones por las que estos villanos nos resultan encantadores:

  • Complejidad: A diferencia de los villanos unidimensionales, el Joker y Landa son personajes complejos con múltiples facetas. Sus motivaciones no son siempre claras y eso es, justamente, lo que los hace más interesantes.
  • Humanidad: A pesar de sus actos malvados, estos dos tienen cierta dosis de humanidad que, aunque parezca mentira, nos permite conectar con ellos. En algunos momentos, incluso podemos llegar a sentir empatía por su dolor o sufrimiento.
  • Reflejo de la sociedad: Quizás de los puntos más relevantes. Estos dos representan los aspectos más oscuros de la naturaleza humana. Su presencia en el cine nos obliga a confrontar nuestras propias sombras, y reflexionar sobre la violencia y la crueldad que existen en el mundo.

En conclusión, tanto el Joker de Heath Ledger como el Coronel Hans Landa son dos de los villanos más memorables del cine reciente. Su inteligencia, carisma y humor negro los convierten en personajes complejos y fascinantes.

A pesar de sus actos malvados, nos atraen por su humanidad y por el reflejo que representan de la sociedad.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

31
14
2