undefined_peliplat

Chronicle: El fruto de la tragedia es la maldad

Spoilers

Introducción:

En el año 2012 se estrenó The Avengers: Los Vengadores, film que marcó un antes y un después en el género de superhéroes. Debido al enorme éxito que supuso esta película, otra obra que ofrecía una visión diferente a la historia protagonizada por el equipo de Marvel, si bien no fue un fracaso, pasó desapercibida en comparación, esta fue Chronicle (Poder sin límites en Hispanoamérica).

Alerta de Spoilers:

Este film que utiliza el formato de metraje encontrado (found footage en inglés) al estilo The Blair Witch Project para contar una historia de superhéroes trata de un grupo de tres amigos (Andrew, Matt y Steve) de Seattle que luego de encontrarse con un objeto desconocido obtienen poderes telequinéticos. Al principio utilizan estas nuevas habilidades para divertirse y volverse populares, pero uno de ellos, empieza a ignorar la responsabilidad que conlleva su poder, lo que resulta en una tragedia para todos los involucrados.

Sinopsis:

Éste personaje es Andrew Detmer, interpretado por Dane DeHaan, un joven tímido que es impulsado a la oscuridad por el resto del mundo. Su padre, Richard, es alcohólico y lo golpea, mientras que su madre, Karen, lucha con un cáncer en estado avanzado, además de que es víctima de bullying en su escuela, con el resto de sus compañeros ignorándolo o burlándose de él, con Matt, su primo, y Steve siendo sus únicos amigos.

Una vez que obtiene poderes, su vida parece que está cambiando para mejor luego de que los utiliza en un concurso de magia en su escuela, acto que le trae una popularidad enorme; desafortunadamente, durante una fiesta, estando alcoholizado, Andrew vomita sobre una chica que le gusta, incidente que lo convierte en un hazmerreír.

Tiempo más tarde, su padre vuelve abusar de él, pero se defiende usando sus poderes y, frustrado por todo lo que le ocurre, sale de su casa volando telequinéticamente para estar solo. Steve lo encuentra e intenta consolarlo, pero Andrew, enojado porque lo ignora cuando le dice que se vaya, accidentalmente usa sus habilidades para empujar a Steve y éste termina siendo impactado por un relámpago y muere. Cuando Matt se reúne con Andrew en el funeral de Steve, éste niega cualquier relación con lo ocurrido, aunque más tarde, en privado en la tumba de Steve, le ruega que lo perdone.

Más adelante, luego de que Andrew arranque los dientes telequinéticamente a uno de los chicos que lo molestaban, racionaliza que no debe sentir lástima al usar sus poderes contra personas que considera son más débiles que él y, necesitando dinero para el tratamiento de su madre, empieza a utilizar sus habilidades para cometer robos. Durante un asalto a una estación de servicio, Andrew accidentalmente causa una explosión que lo envía al hospital.

Estando en una sala de urgencias, Richard visita a Andrew para decirle que su madre falleció y que ésta pasó sus últimos momentos preocupada porque su hijo estaba en el hospital; Richard culpa a Andrew de su muerte, por lo que intenta golpearlo pero éste despierta abruptamente y, llevado a la locura por todas las tragedias que le ocurrieron durante la historia, empieza a usar sus poderes de manera violenta por toda la ciudad, causando una gran destrucción y lastimando a muchas personas inocentes.

Matt, habiendo visto por televisión las noticias de los daños que está causando Andrew, intenta razonar con él y convencerlo de que no lastime a nadie más pero éste, impulsado por la ira, no le escucha e inicia una pelea entre los dos que continúa provocando destrozos en Seattle. Al darse cuenta de que no puede ayudar a Andrew, Matt usa sus poderes para clavarle la lanza de una estatua, matándolo en el acto.

La construcción del villano:

Si bien esta película es categorizada como perteneciente al género de superhéroes, es notable en la misma la influencia de obras como la novela Carrie de Stephen King (junto con sus múltiples adaptaciones) y el manga/animé Akira de Katsuhiro Otomo, historias que no son consideradas estrictamente de este género, pero comparten similitudes en sus respectivas tramas y personajes. Partiendo de este punto de vista, el personaje de Andrew Detmer muestra como el hecho de que una persona consiga poderes, éstos no lo convierten automáticamente en alguien heroico.

Durante toda la película, vemos como el daño provocado por las personas que lo rodean (particularmente su padre y sus compañeros de clase) junto con la apatía del resto perjudican enormemente su salud mental, llegando al punto en que empieza a aislarse del mundo, hasta que obtiene los medios para hacer que otros sufran como él y remodelar el mundo a su antojo.

En este sentido, el comportamiento de Andrew es un reflejo de la mayoría de los adolescentes en EE.UU. que cometen tiroteos en escuelas, como resultado de no recibir el apoyo emocional necesario para relacionarse con otras personas; en esencia, los poderes de Andrew no son la causa de su comportamiento, sino las armas que utiliza para tomar venganza contra todos quienes considera que lo han agraviado, convirtiéndose en un individuo capaz de cometer actos más horribles que cualquiera de sus agresores.

Tomando en cuenta lo mencionado anteriormente, el viaje de Andrew Detmer es el mismo que el de Peter Parker, con la diferencia de que no tiene la ayuda del tío Ben o la tía May; como resultado, esta situación nos lleva a la escena clave para entender la personalidad de Andrew, cuando él se autodenomina como un Superdepredador (Apex Predator en inglés), es decir, un animal que no es presa de ningún otro, ubicado en la cima de la cadena alimenticia.

Durante su vida, Andrew estuvo a merced de los demás porque no tenía los medios para defenderse de aquellos que lo acosaban, por lo que una vez obtiene sus poderes sostiene que la dinámica que tenía con el resto del mundo es invertida al considerarse más fuerte que los demás, situándose en una posición en la cual nadie puede enfrentarlo, a excepción de Matt, a raíz de tener las mismas habilidades que Andrew. De esta manera resulta apropiado que el arma que acaba con su vida sea una lanza, una herramienta comúnmente asociada a la cacería.

Partiendo de otro punto de vista, el uso de cámaras en el film está ligado estrechamente a la psicología de Andrew. Durante toda la película vemos cómo él tiene dificultades en socializar con otras personas, con la excepción de Matt y Steve, prefiriendo estar solo. Por este motivo, su cámara sirve como un instrumento para estar cerca de otros, pero que no le permite conectarse en un nivel más profundo con los demás. Asimismo, en múltiples ocasiones usa sus poderes para empujar telequinéticamente a otras personas; en esencia, sus habilidades y su cámara son una barrera que le impide comunicarse realmente con otros.

Cabe mencionar también, que una posible interpretación de los distintos momentos en la película en los que Andrew utiliza telequinéticamente distintas cámaras para filmarse a sí mismo denotan un comportamiento narcisista. Él quiere que todos vean lo que es capaz de hacer con la intención de que lo dejen solo.

Para concluir, la historia de Chronicle es la de una tragedia, sobre cómo un chico que sentía que estaba sólo en el mundo decidió que un día ya no aguantaba las agresiones y apatía de los demás, por lo que decidió destruir todo a su alrededor. La muerte de Steve, uno de los únicos amigos de Andrew y de las pocas personas con las que pudo conectar a nivel emocional, significó el fin de su empatía y su decisión de distanciarse completamente de los demás.

A pesar de los intentos de Matt de ayudarlo, éste, en contra de su propia voluntad, acepta que matarlo es la única manera de evitar que siga lastimando a gente inocente, acontecimiento que ocasiona que Matt empiece a llorar por no haber podido evitar todas las tragedias que le ocurrieron a este grupo de amigos.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

22
0
2