undefined_peliplat

VOLVER AL FUTURO: UNA Y OTRA VEZ…

VOLVER AL FUTURO: UNA Y OTRA VEZ…

A cuántos de nosotros no nos ha pasado que haciendo zapping en la TV por cable nos topamos con la escena que nos llama poderosamente la atención y decimos con emoción: ¡Ajá, esa es mi película favorita, la estaba cazando¡; si, eso siempre nos ha pasado. En mi caso en particular, en varias ocasiones, bien sea zapeando o incluso encendiendo el televisor, he coincidido justamente en la escena de los relojes de la casa del Dr. Brown, cuando aún están saliendo créditos de este fascinante clásico del cine de ciencia ficción de los ‘80, concebida por el estelarísimo Robert Zemeckis quien la dirigió y la escribió con la colaboración de Bob Gale y que fue producida por Steven Spielberg; se trata de la primera entrega de la trilogía de Volver al Futuro, que es la película que siempre volvería a ver una y mil veces.

Llena de comedia, acción, aventura y por supuesto ciencia ficción, es uno de esos clásicos que mantienen al espectador enganchado desde principio a fin. Sumando sus efectos especiales que para la época fueron un “batacazo” usando el argot hípico, y con un repertorio de figuras de notoriedad en la década ochentera.

Al ver a Marty Mcfly enredarse en esas aventuras con sus padres en el pasado, era razón para crear bromas y chistes dentro del grupo de amigos del vecindario de la infancia, nos imaginábamos también que podíamos inventar una máquina del tiempo y dar un paseo por las diferentes épocas de la historia y cómo no, hacia el futuro. No tardábamos en sacar las cuentas cuando el Doc le dice a Marty que se irá unos 30 años en el futuro; y siendo el año de 1985 concluíamos que viajaría hasta el 2005, cuando se toparía con carros voladores y distintos artefactos sorprendentes que lo harían alucinar; y ahora sin poder evitar reírnos, que estamos en el 2024 apenas es que estamos viendo los primeros prototipos de autos voladores que están en estudios de comercialización.

Uno llega a encariñarse con todos los personajes, incluso con el arrogante y soberbio Biff Tannen caracterizado por Thomas F. Wilson, quien aporta el ingrediente de acción de las peripecias y enredos de Marty. El nivel de actuación de todo el elenco fue esencial para que esta adorable cinta se posicionara en los primeros lugares entre todos los estrenos de ese año; llegando a recaudar casi los 400 millones de dólares y siendo muy bien acogida por la crítica a nivel mundial.

Detalles graciosos hay muchos dentro de esta película, pero uno en particular y que me produce mucha risa es la manera como Lorraine, la madre de Marty, interpretada por Lea Thompson le reprocha la supuesta actitud atrevida de la novia de éste y aprovecha para decir en su núcleo familiar que ella jamás se comportó de maneras inapropiadas frente a un muchacho; y luego verla en 1955 derretida por el joven a quien llamaba “Calvin Klein” de verdad que es para soltar la carcajada. De la misma manera cuando el papá de Lorraine le dice que los padres de Marty son unos idiotas, y que la desheredaría si algún día llega a comportarse así.

En fin, Volver al Futuro es una película para verla una y otra vez, su genial dirección junto a sus productores atinó de muy buena manera para pertenecer a los primeros lugares de películas de ciencia ficción de todos los tiempos y que será recordada por muchas generaciones en el futuro.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

5
0
0