undefined_peliplat

Blade Runner del 82 debió concluir solo con su primera película

Spoilers

Mucho se habla de Blade Runner 2049. De hecho, un poco que le doy de crédito es que gracias a ella muchos conocieron la original. Lo malo es que muchas de esas personas piensan que la secuela es mejor cuando no toman en cuentan los grandes elementos que hicieron excelente a la primera.

Blade Runner 2049, en mi humilde opinión, es una muy mala película. Admito que tiene cosas buenas como la fotografía y la música que suenan acordes a lo que es un mundo cyberpunk como lo es el de Blade Runner. Pero fuera de ahí la película deja mucho qué desear.

Tal vez sea una opinión impopular y controversial pero, no me importa, solo escribo este artículo porque me gusta mucho hablar sobre cine.

Hablando de la película en sí, no tiene mucho qué ofrecer como secuela pues, la historia en la primera película había concluido de buena forma y de una bastante cerrada. Pues, Deckard se da cuenta de la investigación que le hará por haber dejado que Roy matara a su creador, Eldon Tyrell, por lo que el primero se escapa a vivir el resto de su vida junto a Rachael. Literalmente, no había más por explorar, todos los cabos se ataron en la primera película y todos los arcos de personajes que se presentaron (el de los replicantes y el de Deckard) ya habían concluido y de buena forma.

¿Qué es lo que tiene para ofrecer Blade Runner 2049? Absolutamente nada. Empezando por el protagonista, K. El cual es un replicante el cual curiosamente le implantaron recuerdos falsos como a la mayoría de los otros replicantes. Ok, seamos honestos, lo que hacía interesante a la primera era que un humano con sus propios recuerdos, se enfrentaba contra unos androides cuyos recuerdos fueron implantados y están tratando de forma desesperada seguir viviendo para encontrarle el significado de sus vidas y ganando cada vez más humanidad. En este caso, como el protagonista no es humano, no tiene recuerdos reales, el hecho de que la película esté anticipando y construyendo una trama en base a lo que él puede ser el hijo entre Rachael y Deckard y que todo pudo haber sido una farsa todo este tiempo, es simplemente, una pérdida de tiempo. La idea de por sí es absurda, sabemos desde la primera película que los recuerdos de los androides nunca son de fiar, y de todos modos los recuerdos de K nunca estuvieron relacionados con Deckard o Rachael en todo caso.

Hablando de su personalidad es nula, pues se la pasa la mayoría de la película con una sola expresión haciéndolo distante y carente de características que lo podrían definir. Si ya sé que él es un replicante de un modelo distinto al de Rachael y Roy, pero por favor, eso más me parece como una excusa barata para escribir a un personaje, cuya motivación de hacer lo que hace es encontrar su humanidad sea tan inexpresivo como un robot barato y básico que te puedas encontrar en cualquier película de bajo presupuesto. ¿Se imaginan que en la primera película tanto Rachael y Roy, cuyos dilemas principales fueron los mismos que los de K, fueran personajes igual de inexpresivos e inhumanos en sus formas de actuar? Prácticamente la película misma estaría contradiciéndose sobre su propia filosofía y búsqueda. Y hablando de la escasa y nula personalidad de K, me parece increíblemente inverosímil que este tenga un harén en la mitad de la película. ¿Cómo por qué K tendría un harén de prostitutas que lo encuentran interesante?, eso sin mencionar su novia IA además. Osea, alguien con la ‘’personalidad'' de K, por muy guapo que sea en la vida real, con la apariencia de Ryan Gosling y todo, no atraería ni una mosca, pues lo que nos atrae a todos los seres humanos son los gustos en común, el carisma o una personalidad definida. No tus motivaciones o metas a largo plazo, si no tienes personalidad eres vacío igual que un robot de caricatura.

Ya ni hablar del villano el cual ni siquiera es memorable. Solo aparece para entrometerse en la búsqueda de K a Deckard, secuestrar a Deckard y luego simplemente desaparecer. Es incluso, 10.000 veces más inexpresivo que K, y ni siquiera tiene un objetivo o motivaciones claras, lo cual solo lo vuelve una completa decepción a comparación de Roy, el cual es probablemente, uno de los más excelentes villanos del cine.

Y la Manic Pixie Dream Girl que interpreta Ana de Armas, Joi, solo tiene una función. La cual es la misma de Samantha en Her. Es una IA moldeada para que le guste a K. La cual más adelante se muestra como una IA que se vende para todo aquel que quiera escapar de su triste realidad. Le daría más crédito a este punto y a su personaje, pero honestamente, la película a penas y quiere tocar el tema de la búsqueda de la humanidad que, a este punto, lo toca de una forma tan mala y caótica que ni me quiero imaginar si hubiera querido tocar el tema de las IA moldeadas para los humanos que buscan algo perfecto pero falso.

Y Deckard… Oh por dios, Deckard… Si bien Deckard es el personaje más blando de la primera película, siquiera es un personaje interesante de seguir debido al dilema humano vs androide que presenta la película, y cómo este se va complementando dicho dilema contra Roy al final de esta. Pero, ¿aquí?, no es más que un viejo senil que se queja y desconfía de todo porque Rachael murió de… No se sabe, y quiere vivir el resto de su vida tranquilo porque… Happens supongo. Deckard en 2049, es el mayor insulto que pudo haber tenido esta película hacia la original. No el protagonista con el dilema más básico y sin sentido, no el villano nada memorable, sino la caricaturización que sufrió Deckard.

Y ni siquiera tengo ganas de hablar de su world building porque honestamente, es el punto más flojo de la primera película también. Pero por favor, siquiera el mundo de la primera se veía creativo, se veía vivo pero sucio y decadente a la vez, con efectos prácticos y maquetas que para la época pudo haber sorprendido a varios y creer que era una ciudad real. En este caso no es así. Después de estrenos como Ghost In The Shell (1995) y The Matrix, la gente comenzó a darle más popularidad al género cyberpunk al punto de tener ya una idea simplista y moldeada de cómo es un mundo así. Y eso es justo lo que pasa con Blade Runner 2049, su mundo es apagado, verde oscuro y sin ads en el cielo que es lo que más perturbaba y preocupada del futuro del primer Blade Runner. Ahora, si ves el mundo de The Matrix, el de Blade Runner 2049 es prácticamente una copia y pega en estética, o incluso comparable al del videojuego Cyberpunk 2077.

En fin, es una película muy mala. Con una dirección aburrida y que entorpece la narrativa debido al ritmo lentísimo que no aporta nada a la cinta, es innecesariamente larga y con una duración más corta pudo haber sido menos tortuoso. Ningún personaje es memorable por su personalidad y la degradación a Deckard es probablemente lo que hace en conjunto la secuela más decepcionante del cine.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

9
0
0