undefined_peliplat

A Study in Choreography for Camera (1945, Maya Deren). Un encuentro ¿inesperado? entre cine y danza

Aunque tal vez a simple vista parezca un encuentro curioso entre lenguajes distantes, cine y danza comparten una historia conjunta que es tan longeva como el cine mismo. Pero tiene sentido: si el cine nació motorizado por la búsqueda de generar movimiento ahí donde antes había imágenes estáticas, se explica la atracción que muchos cineastas sintieron por la posibilidad de capturar en la cinta cuerpos bailando. Entre 1894 y 1910 se produjeron un número importante de películas que mostraban bailarines haciendo sus gracias. De las primeras de ellas fue una producción de Edison Manufacturing Company: Ruth Dennis: skirt dancer fue filmada en 1894 con un kinetoscopio por W.K.L. Dickson y William Heise. Fueron filmadas por Edison también las bailarinas Carmencita y Anabelle Whitford, quien bailó sus danzas Serpentine, Sun y Butterfly entre 1894 y 1897.

Danse serpentine [II] (Cat.Lumière N°765-I) www.centrepompidou.fr

De ahí en adelante esta sociedad, que podríamos llamar cinedanza (ciné-danse, film de danse o dance film como se llama en distintos idiomas), no dio tregua: desde Edison y los hermanos Lumière –pioneros del cine– hasta las nuevas formas de videodanza, pasando por cortometrajes surrealistas, musicales de Busby Berkeley y películas experimentales de Maya Deren. Encuentros tan disímiles como tendencias y formas de arte que se sucedieron a lo largo de la historia.

Maya Deren Rusia, (Rusia, 1917 – EEUU, 1961) fue una figura fundamental para el cine de vanguardia estadounidense representado por el Nuevo Cine Americano (New American Cinema), un movimiento de cine underground que surgió como reacción en contra del cine de Hollywood de la época y del macartismo que impedía la libertad de expresión a través del ​​Comité de Actividades Antiamericanas, que ejerció una fuerte censura en la industria cinematográfica. Entre sus miembros se encontraban también Shirley Clarke, Lionel Rogosin, Robert Frank, Jonas Mekas y Gregory Markopoulos. En 1962, en su manifiesto fundacional, el New American Cinema Group denunció una decadencia del cine actual y en un gesto vanguardista proclamó la destrucción del cine del pasado para proponer un cine como expresión individual, que no acate la a la censura, que se financie con medios alternativos por fuera de la industria comercial de Hollywood, que pueda hacer buen cine con bajo presupuesto, cuestionando los modos de distribución y exhibición de la industria y proponiendo un sistema cooperativo.

A Study in Choreography for Camera (1945) es la tercera película de Deren, en co-autoría con Talley Beatty, el bailarín del film, y representa un caso paradigmático en la relación cine/danza. Es, de hecho, tomada como uno de los antecedentes fundamentales para la creación del género videodanza, en las décadas siguientes. John Martin, el crítico de danza de The New York Times se refirió en su momento a esta película como el comienzo del virtualmente nuevo arte del “choreocinema” en el que danza y cámara colaboran en la creación de una nueva forma de arte.

Se trata de un cortometraje silente de menos de tres minutos de duración que muestra al bailarín Talley Beatty danzando en diferentes escenarios a través de un paneo circular de la cámara y la edición; sus movimientos se completan en el siguiente espacio, creando así una continuidad espacio-temporal, una geografía, que solamente existe en el universo de la película.

Es un film experimental, en el que no existe la idea de relato a la manera del cine tradicional. Por el contrario, es un cine de estados de ánimo, sensaciones, ideas, en consonancia con el New American Cinema. Pero por sobre todo, es un film-coreografía: los recursos cinematográficos del montaje y la cámara se piensan a la manera de una coreografía. Dice Deren en un artículo publicado en 1945 en Dance Magazine:

Pretendo que esta película sea principalmente una muestra de cine-danza, es decir, una danza tan relacionada con la cámara y el montaje que no puede “representarse” como una unidad en ningún otro lugar que no sea esta película en concreto.

Expresa también su voluntad de que A study sea un puntapié para el desarrollo de esta forma de cine, intención que sin dudas cumplió su cometido. La directora describe en su artículo el modo en que cada momento fue construido para lograr esta coreografía cinematográfica. Así, la escena filmada en el Metropolitan Museum utiliza el recurso de un lente gran angular para modificar las escalas espaciales de modo que el bailarín parezca recorrer el espacio de manera más veloz. O, también, en la secuencia en la que Beatty realiza unos giros característicos de las danzas derviches, el uso de la cámara colabora en la construcción del movimiento a través de la alteración entre cámara lenta y acelerada.

A study in choreography for camera

Si bien los ejemplos de cinedanza previos a esta película son numerosos, así como los aportes de cineastas contemporáneas a Deren como Marie Menken y Sara Arledge, A Study in Choreography for Camera construyó un tipo de concepción espacio temporal en su manera de relacionar cine y danza que aún hoy es fundamental a la hora de estudiar los cruces entre cine y danza.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

5
0
0