undefined_peliplat

Anora: una foto Polaroid de Mujer bonita

¿Recuerdas la clásica película romántica Mujer bonita de 1990? Trata sobre un hombre de negocios multimillonario (interpretado por Richard Gere), que se enamora y luego se casa con una prostituta de la zona roja (interpretada por Julia Roberts). Es un cuento de hadas cariñoso, pero totalmente improbable.

Póster de Mujer bonita

Han pasado más de 30 años y el argumento de la historia que alguna vez fue un clásico, ahora está omnipresente en los "romances con magnates" que vemos en los dramas online y hasta en videos cortos. Los espectadores experimentados nunca creerían en un cuento de hadas en el que un patito feo se convierte en cisne de nuevo, pero aun así disfrutan ver incansablemente los dramas cortos con una temática similar. Como dice el refrán: "más ven los que miran que los que juegan". Cuando vives algo parecido a un cuento de hadas poco realista, puede que vuelvas a creer que todo es posible.

Tras su estreno en el Festival de Cine de Cannes el 22 de mayo, Anora, la nueva película del cineasta independiente estadounidense Sean Baker, se posicionó rápidamente como la película mejor calificada de la competencia oficial. Esto es según la puntuación que obtuvo en la grilla del jurado de Cannes de Screen Daily, el cual lo determinan 12 críticos de cine profesionales y estudiantes. Con una puntuación promedio de 3.3, Anora llevó la delantera (seguido de The Substance que obtuvo 2.7). Sin dudas, las reseñas de las películas que se proyectan en los festivales de cine siempre varían. Mientras algunos elogian a Anora, inevitablemente hay otros que le tienen una aversión extrema.

(De izquierda a derecha) El reparto principal de Anora, Yuriy Borisov, Mikey Madison y Mark Eidelstein en la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes de 2024.

La crítica más común se centra en acusar a Anora de no ser más que una historia trillada sobre una mujer cazafortunas y un heredero adinerado. Comparada a la obra de arte adquirida por Disney de clasificación R, Mujer bonita, Anora desafía aún más los límites en térinos de desnudez y contenido sexual. Al fin y al cabo, es una historia sobre una estríper, así que ¿de verdad esperarías un amor platónico entre los protagonistas?

Los dos trabajos previos de Baker, Proyecto Florida (2017) y Red Rocket (2021), participaron en la competencia oficial del Festival de Cine de Cannes y gracias a ellos lo reconocieron por su dirección en este evento mundial de alto perfil. En su última película, Anora, mantiene su cinematografía onírica que tanto lo caracteriza y que nos recuerda a las fotos de las Polaroid, un ritmo cómodo que atrae fácilmente a los espectadores y un estilo de diálogo conversacional. Incluso para los espectadores masculinos que no frecuentan los clubes de striptease o que nunca han ido, la película les da la sensación de que se adentran en el mundo del entretenimiento adulto con un viejo amigo: un lugar aparentemente caótico pero ordenado que espera ser explorado.

Foto de Anora

La película retrata al protagonista masculino, Ivan (Mark Eidelstein), como un heredero desocupado de una familia rusa pudiente que vive en una mansión que compraron sus padres en las afueras de la ciudad de Nueva York. Usa sus tarjetas de crédito desmedidamente e invita a sus amigos a deslizar billetes de cien dólares en la ropa interior de las estríperes. Puede que este escenario cumpla rápidamente con la imagen estereotipada que tienen los espectadores sobre los oligarcas rusos. En definitiva, ya sea en thrillers de espías o dramas políticos, parece que retratar a los rusos de manera negativa es un principio tácito que predomina tanto en Hollywood como en el cine independiente.

De todas formas, dejando de lado sus gastos extravagantes, el joven heredero adinerado en Anora no es una mala persona realmente. Su relación con la protagonista femenina, Ani (Mikey Madison), comienza siendo una transacción, pero, poco a poco, termina siendo una de afecto genuino. En un impulso, emprenden un viaje y se casan en Las Vegas: una ciudad donde las parejas pueden obtener un certificado de matrimonio de una forma más rápida.

Foto de Anora

Teniendo en cuenta que Baker es una persona que se niega a creer en los cuentos de hadas y Anora es una película independiente dirigida por él, uno podría imaginar hacia dónde va la historia. Él hace que los padres de Ivan, que vive en Moscú, invaliden el matrimonio de su hijo pródigo, lo cual lleva a una serie de peleas intensas. En vez de recurrir al retrato de la mafia rusa que es común en las películas estadounidenses, Baker hizo todo lo posible para crear escenas de los dos tórtolos en donde se separan y en donde escapan apresuradamente, todo dentro de un marco legítimo y razonable. Al final de la película, hay un giro inesperado y hermoso que no voy a revelar acá. En pocas palabras, Baker, que es un experto en darle vida a la realidad y en inyectarles vitalidad a sus películas, se transformó fácilmente en el director meditativo Aki Kaurismäki.

De hecho, ya desde el inicio de la película, los espectadores entienden que no existe tal cosa como un cuento de hadas sobre la transformación de una persona pobre a rica, sea en Nueva York o en Moscú. Además, Anora se proyecta en el Festival de Cine de Cannes, un lugar donde se reúnen los cinéfilos y no en una proyección cultural comunitaria que se hace por mera diversión.

Póster de Anora

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

63
1
27