undefined_peliplat

Psicosis: La perfecta construcción de un Plot Twist

Spoilers

Alerta de Spoilers

Introducción

Muchas cosas ya se han dicho sobre la legendaria película de 1960 Psicosis (Psycho, su título original) dirigida por Alfred Hitchcock, uno de los cineastas más famosos de la historia. Desde la icónica escena en la ducha hasta la revelación del cadáver de Norma Bates, este es un film que ha sido homenajeado y/o parodiado incontables veces en otras películas y series de televisión.

Un día me dieron ganas de verla por segunda vez y, una vez llegué al fin de la película, me percaté de un aspecto de la trama que no había notado anteriormente: el hecho de que la misma no cambia a pesar de la revelación final del trastorno de personalidad múltiple de Norman Bates.

¿Qué es un Plot Twist?

Un Plot Twist (o giro argumental en español) en una historia hace referencia a un acontecimiento sorpresa en el medio o el final de la misma que supone un cambio en la dirección de la trama, cambiando los objetivos de los personajes y provocando que la audience tenga que volver a analizar la información recibida anteriormente sobre el universo ficticio en cuestión.

Como toda herramienta, un Plot Twist puede ser utilizado de manera errónea, lo que provocará una pérdida de inmersión que alejará a la audiencia. Los motivos de este rechazo pueden deberse a que el suceso en cuestión contradiga las reglas y la lógica del universo ficticio, a que los personajes actúen de una manera incoherente con su personalidad, a que aspectos de la trama no resultan lo suficientemente explicados, entre otras razones.

Por lo tanto, si bien la función de un giro argumental es provocar un efecto sorpresa en el espectador, debe estar construido de manera que no niegue la cadena de sucesos de la trama anteriores al Plot Twist, para que éste no le resulte a la audiencia que ocurre por mera conveniencia argumental.

El caso de “Madre”

En Psicosis, el conflicto inicial ocurre cuando Marion Crane, el personaje que parece ser el protagonista, roba 40.000 dólares y empieza a sospechar que la policía la ha descubierto, por lo que empieza a huir hasta llegar al motel Bates, donde conoce a Norman Bates, el dueño.

Mientras Marion toma una ducha, es asesinada por una figura parecida a una mujer anciana en el que es considerado uno de los momentos más famosos de la historia del cine.

Durante la mayor parte del film, los personajes asumen que el motivo del asesinato es debido a que el culpable andaba tras el dinero que Marion robó, hasta los últimos momentos de la película se revela que Norman sufre de un trastorno de personalidad múltiple, con su otra identidad siendo inspirada en su madre, a quien mató porque abusaba de él. Sintiéndose culpable, Norman inconscientemente desarrolló una segunda personalidad, apodada “Madre”, en un intento de mantenerla con vida.

Recontextualizando la historia

La película juega con las expectativas de la audiencia al no mostrar a Norma Bates en escena, al hacer creer al público que ella y su hijo son asesinos, para revelar al final que “Madre” solo existe en la mente de Norman. Aún así, el giro argumental no contradice la información anterior a la revelación final, sino que nos da la posibilidad de ver los acontecimientos de la trama desde otra perspectiva.

Si bien el verdadero destino de Norma Bates resulta sorprendente, si consideramos a la personalidad de “madre” cómo una metáfora de que ella sigue viva y continúa teniendo influencia sobre su hijo, las sospechas, dentro y fuera de la película, de que ella es la culpable en cierto modo resultan ciertas.

Cuando Norman se muestra horrorizado por las atrocidades cometidas por “Madre”, el final de la película en vez de tratarlo como un cómplice de un crimen, nos lo presenta como un individuo que es incapaz de liberarse del control de su madre, aún después del fallecimiento de ésta.

Asimismo, Norman actúa de forma perturbada cuando otras personas solicitan la presencia de su madre, y también cuando Marion sugiere internarla en un hospital. Además, algunos de los comentarios de Norman sobre Norma (“hoy no se siente como ella misma”, “me siento como si estuviera viviendo solo”) cobran un nuevo significado después del giro de la trama.

Partiendo de este punto de vista, uno de los intereses de Norman es la taxidermia, dada la presencia de pájaros embalsamados en el motel. Este aspecto de su personalidad junto con su comentario de que su madre es igual de inofensiva que esos animales es una pista del estado de Norma Bates, un cadáver momificado que Norman esconde en un sótano.

Para concluir, el film desafía las expectativas del público engañando a la audiencia respecto al género de la película. Múltiples personajes sospechan que el asesinato es motivado por dinero, razón que encajaría perfectamente en películas sobre crimen, particularmente los “Film Noir” (incluso en Psicosis aparece un detective privado como personaje secundario); sin embargo, la revelación del verdadero motivo de las muertes en este film configuran a éste como perteneciente al género del horror.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

8
0
1