undefined_peliplat

Constelación - Temporada 1: La fallida serie de ciencia ficción de Apple TV

Spoilers

En esta era de plataformas, son pocos los servicios de streaming que logran mantener una constancia con sus productos, ya sea en la calidad o en la renovación de temporadas de las series correspondientes, a diferencia de Netflix que se ha ganado la fama de cancelar proyectos a diestra y siniestra sin importar el éxito o que no tenga dicho producto. Una de las plataformas que respeta la constancia de sus series es Apple TV que por lo general sus series suelen ser de un calibre y una calidad descomunal que las posiciona entre las mejores series de dicho año en el que fueron lanzadas. Sin embargo, parece que estamos en presencia de uno de los pocos productos que no ha dado con la talla y es “Constelación”, la serie de ciencia ficción protagonizada por Noomi Rapace y Jonathan Banks que nos habla sobre un accidente especial que hizo colisionar dos realidades diferentes y que los elementos de esta vayan de un lado a otro en una historia compleja y que, en parte, explicaría la razón de su fracaso.

En una estación espacial se lleva a cabo un experimento con una máquina que intenta descubrir un nuevo tipo de material que habita en la órbita del planeta. Mientras esto ocurre, la astronauta Jo Ericsson que, en medio de una videollamada con su hija en la Tierra, la maquina falla y causa un accidente que obliga a todos en su interior a tener que evacuar el lugar inmediatamente. Una vez en la Tierra, Jo se dará cuenta que no es la misma después del viaje y que comienza a tener visiones, alucinaciones que parecen fuera de lo normal. Al darle un diagnóstico psicológico sobre que está padeciendo demencia espacial, ella deberá buscar las respuestas a las anomalías que está viendo y cuyas respuestas están ligadas a lo que sucedido ese día cuando la maquina fallo en la estación espacial.

“Constelación” se nos presenta como una serie de ciencia ficción con mezcla de suspenso y thriller psicológico, lo cual podría estar interesante si tenemos en cuenta que su protagonista Noomi Rapace no es ajena a este tipo de historia, ya que fue una de las protagonistas de “Prometheus” la película precuela en la saga de Alien y también que la propia plataforma de Apple TV cuyos productos siempre son muy recibidos por los espectadores. Sin embargo, esta serie parece ser la excepción al encontrarnos con algo que deja al público completamente confundido, aturdido y desorientado de lo que sucede en la trama y cuál es el origen del estado paranoico de Jo y el resto de sus comportamientos erráticos, cuestionando la realidad. Si bien al principio se nos muestra que podemos estar en presencia de una experiencia de supervivencia especial con tintes claustrofóbicos y de terror por cosas inexplicable procedencia, misterio y ruidos poco normales de una estación espacial.

Cuando la trama se traslada a suelo firme, los problemas se expanden y complejizan dentro misma historia y para el espectador. Aunque queda claro que hay una bifurcación en la continuidad de espacio-tiempo y Jo, como su hija Alice o el comandante de NASA Henry Caldera, sufran de estos efectos, aunque Caldera interpretado por Jonathan Banks nos enseña que ya sufrió de estos efectos en el pasado y que es algo de lo que parecen sufrir los astronautas o la gran mayoría de ellos cuando regresan del espacio. Esto interesante y a la vez confuso, ya que todo desencadena el fallo de la maquina CAL de Henry, es algo que ya ocurría desde antes y termina quitándole toda importancia a la situación inicial. No es una historia de Multiverso, no es unas realidades paralelas pese a que tenga elementos sobre esto mismo. Es una historia personal sobre una madre y una hija tratando de reencontrarse, de un hombre escapando de la vida que no quiere y buscando la explicación a todo lo que sucede.

El nivel actoral de la serie es quizás el punto más alto de todo lo vemos, cada interpretación está muy bien lograda desde el cast adulto hasta las jóvenes actrices que vemos en pantalla, consiguiendo momentos muy intensos donde cada emoción de alegría, incertidumbre, desconcierto e incluso miedo, son explayados de la mejor manera posible. Claramente con Rapace y Banks como los pesos pesados de la historia, está más que claro que este apartado es un puntazo. Al igual que podemos decir de la dirección de cada uno de los capítulos, la música, el sonido y un diseño de producción complejo. Pero precisamente, la complejidad es la gran falla de la serie, ya que en lo que gana en todos estos otros puntos, lo pierde cuando se trata de la historia y el conflicto principal en el cual jamás se responde una pregunta básica y sencilla de porque ocurre lo que ocurre o como ocurre, cual es desencadenante para que los cambios de lugares se den de un momento al otro.

“Constelación” en esta primera temporada establece conceptos y una idea interesante que morirá en eso, ya que Apple TV ha decidido no continuar con el proyecto y optar por su cancelación, luego de que las repercusiones no fueran las requeridas. Es un producto que se pierde en su propia complejidad y peca de ambiciosa. Uno puede entender aquellos que le gustaron y aguadaron respuestas para una segunda temporada, como también entiende aquellos no le gustaron y se atrevieron a abandonar esta historia. Sin dudas una enseñanza a futuro para la plataforma que venía de muchos éxitos rotundos y que este fracaso no es grave en lo absoluto.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

2
0
0