undefined_peliplat

Entre Leones y Dragones: La Reina Cersei y su Juego Mortal

Spoilers

Cersei Lannister es la villana más villana de Game of Thrones y estoy segura que de muchas otras series y películas.

Cersei es despiadada y nada, absolutamente nada compasiva.

Nada la doblega, nada hace que cambie su rumbo, nada la desvía de llegar a ser la Reina de los Siete Reinos y poder sentarse en el Trono de Hierro.

Todo lo que se cruce por su camino al trono será desechado o pasado por encima. Ella es una Lannister y como bien dice su famosa frase “Cuando juegas al juego de tronos, ganas o mueres”. Pero claro ella no está dispuesta a morir …

Cersei es la hija de Tywin Lannister y de Lady Joanna.

Tiene 2 hermanos, Jaime y Tyrion.

Los hermanos

Jaime es su hermano gemelo, al cual ama con profundo amor, aunque su relación es enormemente compleja y llena de contradicciones. Su relación incestuosa es un secreto bien guardado en Westeros, ya que esto es condenado por esta sociedad, con lo cual viven un amor prohibido.

Cersei ve a Jaime como una extensión de sí misma. Juntos, aspiran a alcanzar el poder absoluto en el Trono de Hierro, utiliza a Jaime como un recurso estratégico para lograr sus objetivos (sí, lo ama, pero ella se ama mucho más…) Y entrelaza la ambición con la política. Todos sus pasos son siempre un paso más hacia el Trono de Hierro y el poder que eso conlleva.

Cersei y Jaime comparten un vínculo insondable desde su nacimiento. Como gemelos, han estado juntos en todo momento, y su conexión va más allá de lo fraternal, su amor es genuino a su manera, aunque está marcado por la tragedia …

Tyrion, en cambio, es su hermano menor. Todo el amor que ella siente por Jaime es equivalente y más aún, al odio que siente por Tyrion. Lo culpa de la muerte de su madre, ya que al momento del parto su madre no sobrevivió. Lo desprecia y se lo hace saber a cada momento, no deja de pasar oportunidad para decirle y demostrarle su profundo odio y rechazo. Tyrion es una persona con acondroplasia (talla baja o enanismo) y ella se burla en su cara de su condición.

Es su hermano… pero ella con toda su maldad no deja de humillarlo, despreciarlo y atosigarlo.

Cersei no está dispuesta a parar hasta verlo muerto y de esta forma vengar la muerte: primero de su madre, luego de su hijo y por último de su padre…

Como toda villana que se precie, ella no mide consecuencias ni rivales.

Todo aquel que no esté dentro de sus cánones es carne de cañón y la verdad es que son pocos aquellos que cumplen los requisitos, solo Jaime sus tres hijos y quizás un poco, su padre.

Su padre

La relación con Tywin Lannister no es fácil.

Si bien ella se enorgullece de ser una Lannister no acepta como su padre la trató siempre, solo por el hecho de ser mujer. La casó a muy temprana edad con Robert Baratheon, un hombre que nunca la quiso y, que cuando se emborrachaba, abusaba de ella. Y que encima, seguía enamorado de su primera esposa (Lyanna Stark, hermana de Ned Stark).

Cersei es solo una carta más de Tywin en su juego de ambición y poder. Pero a pesar de esto ella admira la habilidad política y la destreza de su padre, y obviamente siente la presión de vivir a la altura de su legado.

Tywin espera que sus hijos sigan sus pasos y mantengan el poder y la riqueza de la Casa Lannister, y la que mejor juega su juego es ella.

Por eso cuando su padre es asesinado, casi se pierde el rumbo de la Casa. Sin embargo, ella toma el control y se pone al frente de la toma de decisiones políticas y económicas.

Y así vuelve a hacer valer las frases preferidas de la familia “Un Lannister siempre paga sus deudas” y “Oye mi rugido”.

Los Hijos

Cersei tuvo tres hijos, a los cuales sí ama hondamente y los tres son hijos de Jaime y claro, esto solo ellos lo saben.

Figuran como los hijos de Robert Baratheon con lo cual tienen derecho directo al Trono de Hierro.

Joffrey es el hijo mayor, y como ella lo presenta como legítimo hijo de Robert a la muerte de este, es el joven quien hereda la corona.

Pero todo fue también parte de su plan. Harta de sus maltratos y de sus desprecios lo manda a matar en una cacería, haciendo que pongan una droga en su bebida y así, cuando Robert se embriaga (como era previsible) no alcanza a detener al jabalí que van a cazar y éste lo embiste de forma mortal.

Este es uno de sus primeros asesinatos, una de sus primeras conspiraciones.

Joffrey es la versión maximizada de Cersei. Es cruel, arrogante y no tiene ni una pizca de empatía. Es un asesino sádico y despiadado al igual que su madre. Podemos ver en él el reflejo de la crianza de Cersei. Ella reconoce todo esto en él y nunca lo detiene.

Pero Joffrey, con su conducta (y el apoyo de su madre) se ha ganado muchos enemigos y muere envenenado el día de su casamiento frente a la vista de todos en medio del festejo.

Cersei no puede hacer nada, culpa de la muerte a Tyrion y lo hace arrestar y enjuiciar. El juicio a Tyrion es cruento y denigrante.

Él se declara culpable y pide que se resuelva su juicio por combate a muerte.

Cersei personalmente fue a buscar a La Montaña para asegurarse de que gane la pelea y de que Tyrion sea ejecutado.

Mientras que Tyrion confía en Oberyn Martell, que por razones personales quiere matar a Sir Gregor Clegane conocido como La Montaña. Contra todo pronóstico, Oberyn parece derrotar al gigante, y cuando ya parece todo finalizado, éste se recupera y destroza el cráneo del príncipe con sus dedos. Cersei lo disfruta, festeja y aprueba frente a los ojos de Ellaria Sand la mujer de Oberyn, que jura venganza.

Myrcella es su única hija mujer y ella está muy ajena a todos los juegos de poder, pero es otra carta más de la baraja, y fue enviada a Dorne como parte de un acuerdo político y una alianza entre la Casa Lannister y la Casa Martell.

Cersei intenta impedirlo, sin embargo, no lo logra y cuando la niña corre peligro de muerte, como consecuencia de la muerte de Oberyn, envía a Jaime a rescatarla. No obstante, cuando está siendo rescatada y todo parece fluir con normalidad muere envenenada por Ellaria.

Esto enfurece a Cersei y decide cobrar venganza de la misma forma. Captura a Ellaria y a una de sus hijas y la envenena de la misma forma en que fue envenenada Myrcella, con un beso en los labios, aunque, con la diferencia de que ambas están encadenadas en los calabozos a una distancia tal que no se pueden tocar ni ayudar, pero sí se pueden ver. Cersei le promete que va a ver morir a su hija y va a ver cómo su cuerpo se retuerce y se descompone día a día sin que ella pueda hacer nada. Y eso es lo que ocurre…

Tommen es el hijo menor, y no se parece a ninguno de ellos, es un chico dulce, amable y muy dócil.

Como último heredero viviente, asume el trono, y se convierte en un títere de su madre y de algunos políticos, pero sobre todo de Cersei. Tommen se casa con la otrora esposa de Joffrey (el matrimonio nunca se consumó ya que él murió durante el festejo).

Él joven está absolutamente enamorado de Margaery Tyrell y ella lo hace feliz, si bien eso poco importa a Cersei. Nunca la quiso a Margaery ni cuándo fue la prometida de Joffrey y mucho menos ahora como esposa de Tommen.

El fin de una era

Cersei no quiere compartir el trono con nadie, no quiere delegar el poder en nadie y estando su hijo casado considera que va a tener que ceder terreno a la Casa Tyrrel aunque eso ella no lo va a permitir.

Cersei iba a ser juzgada por sus crímenes y pecados, los cuales confesó cuando fue torturada y humillada por la Septo.

Era un evento público, al que asistían una gran cantidad de nobles y todos los líderes religiosos, la casa Tyrell estaba a pleno. Había una multitud esperando a que llegue para juzgarla y condenarla… Pero ella tenía otros planes.

Decide cobrar venganza de todos de una sola vez y para siempre, e incendia y hace explotar el Gran Septo de Baelor.

Junto al Maestre Qyburn ha colocado explosivos de fuego valyrio bajo el Gran Septo y la explosión mata a todos.

Tommen, abrumado por la situación, toma la drástica decisión de suicidarse, arrojándose por la ventana de su torre.

Cersei se consterna por la muerte de su último hijo, pese a eso se sienta en el Trono de Hierro y es declarada la Reina de los Siete Reinos.

Alianzas y traiciones

Una vez en el poder comienza a formar alianzas para protegerse de Daenerys Targaryen, ya que necesita repeler el ataque que se avecina, puesto que ésta reclama el Trono de Hierro.

Se une a Euron Greyjoy (el autoproclamado rey de las Islas de Hierro, tras la muerte de su tío) y usa a los mercenarios de la Compañía Dorada para fortalecer su posición.

En un concilio entre nobles, al que asiste personalmente Cersei, Jon Snow y sus aliados, llevan un “muerto viviente” que espanta a todos ya que ellos no creían que pudiera existir.

Como consecuencia de esto, en ese cónclave todos estuvieron de acuerdo con que se tienen que unir para poder combatirlos y así sobrevivir. Tienen que evitar que llegue la Noche Interminable.

Jaime va a Winterfell para luchar contra los Caminantes Blancos, pero Cersei decide traicionarlo y traicionarlos y no envía las tropas prometidas, quedándose en King's Landing.

Y aunque está nuevamente embarazada de Jaime, le hace creer a Euron que el hijo es suyo para tenerlo aún más, de su parte.

Mientras tanto, en Winterfell, la gran batalla contra el Ejército de los Muertos resultó victoriosa, y los Caminantes Nocturnos fueron vencidos.

El final

Luego de esa victoria Daenerys se dirige a King’s Landing a reclamar el trono, pero es emboscada por la flota de Euron y toman como rehén a Missandei, su mejor amiga, consejera, confidente y mano derecha.

Cuando llegan a las puertas de King's Landing, Cersei y su cortejo se encuentran en lo alto del muro con la capturada Missandei. Daenerys le exige su rendición, pero no hay negociación...

Cersei hace decapitar a Missandei delante de todos mientras sonríe. La suerte ya está echada …

La intención de Cersei al ejecutar a Missandei era mostrar fuerza y quebrar la moral de sus enemigos, pero el efecto es el contrario, ya que solidifica la determinación de Daenerys y de sus fuerzas para derrocar a Cersei a cualquier costo.

Cersei se protege en la Fortaleza Roja, un sitio casi impenetrable dentro de King´s Landing y hace ingresar a todo el pueblo tras las murallas, dice protegerlos del ataque, pero lo único que quiere es protegerse ella, ya que cree que la reina de dragones no atacaría una ciudad llena de niños y niñas, y de personas inocentes.

Y sería impenetrable para cualquier humano, pero no para un dragón.

La decapitación es un catalizador crucial que lleva a su enemiga a adoptar una postura más violenta y vengativa, culminando en la devastadora destrucción de King's Landing, bajo el fuego del dragón.

Cersei, logra escabullirse a las catacumbas buscando una salida, guiada por Jaime que ha vuelto para intentar rescatarla.

Ella le pide que la salve, que no la deje morir.

Pero el fuego de dragón es mucho más poderoso que cualquier muro y ambos quedan atrapados al intentar huir y perecen abrazados, bajo los escombros.

Cersei nunca en ningún momento se arrepintió de sus acciones ni nunca pidió sinceramente perdón.

Sus últimas palabras fueron No quiero morir, no quiero morir

Ni en su último suspiro dejó de ser egoísta … Jamás dejó de ser una villana …

P. D.: Cersei Lannister es interpretada de forma majestuosa por Lena Headey

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

57
12
9