undefined_peliplat

Bastardos sin Gloria: 3 whiskys y la venganza judía

Bastardos Sin Gloria, dirigida por Quentin Tarantino, propone contar la historia de la Segunda Guerra Mundial de una forma diferente. ¿Qué hubiese pasado si los judíos hubiesen sido capaces de contraatacar y representar una verdadera amenaza para el Führer? En este drama bélico con tintes bizarros y sangrientos, el padre de éxitos como Kill Bill y Perros de la Calle, demuestra una vez más su mirada única e irreverente.

En este film, Tarantino elige emplazar la historia en un período poco abordado de la Segunda Guerra: la ocupación nazi en Francia. Asimismo, logra crear un verosímil muy particular, en el que los judíos , y especialmente, una mujer, podrán tomar las riendas de su propia venganza. De esta forma, logra amalgamar hechos y personajes reales, con subtramas y resoluciones propias de la ficción. Así es como la película introduce a esta cuestionable banda de judíos autoproclamados como "los Bastardos", un grupo destinado a cazar nazis, y a un insoportable pero eficiente coronel Landa, personaje en el que probablemente se concentra lo más oscuro y sádico de la historia.

A nivel estructural, Bastardos Sin Gloria, se divide en 5 capítulos donde se exponen distintas líneas temporales, con una narración que se apoya muchísimo en los diálogos de los personajes. En todos los capítulos, el elemento que las unirá será el villano Landa, personaje que irá tomando cada vez más forma y protagonismo. En este sentido, otra de las herramientas empleadas para contar la historia, es una voz en off que aparecerá en ciertos fragmentos, así como también algunas placas y aclaraciones escritas, que por momentos rozan lo caricaturesco.

Por otro lado, existe una gran atención al detalle en la fotografía y la estética propuesta a lo largo de toda la película. Se construye así un universo donde tanto interiores como exteriores serán cuidados, milimétricamente encuadrados, y donde priman los colores estridentes, especialmente el rojo, relacionado al símbolo nazi, pero también a la venganza, la sangre y lo pasional.

Otro de los puntos a destacar de este largometraje, es su constante referencia al cine. Tarantino es conocido por su cinefilia, por lo que no resulta una sorpresa que la película se refiera al séptimo arte en reiteradas oportunidades. Así es como una de las grandes secuencias se dará en una sala de cine, mostrará también el arte del montaje y hasta explicarán los peligros de los viejos rollos de nitrato. En esta línea, se puede percibir también una crítica de lo que fue el cine en tiempos de guerra, donde se convirtió en un brazo más de la propaganda nazi, introduciendo mentiras, prejuicios y relatos que sólo buscaban beneficiar y consolidar al Tercer Reich.

Además de la cuestión “meta”, donde logra que el cine hable de sí mismo, Tarantino también es reconocido por sus homenajes a géneros y realizadores audiovisuales que lo antecedieron. Así es como en su secuencia inicial, Bastardos Sin Gloria plantea una gran oda al spaghetti western. Esto puede observarse en cuestiones como el espacio retratado, el gran plano general donde puede verse lo inmenso de esa llanura francesa y la música de Ennio Morricone, uno de los compositores más prolíficos del género y conocido, por ejemplo, por sus reiteradas colaboraciones con Sergio Leone.

Siguiendo esta lógica de “buenos” y “malos”, propia del western, desde el primer momento la película introducirá un elemento clave para el desarrollo de todo el film: cualquier cosa, por más loca o sangrienta que parezca, puede pasar. Un ejemplo de esto, es la charla entre el granjero LaPadite y el coronel Landa, que sucede a pocos minutos de comenzada la película. Allí puede percibirse una situación tensa, con elementos de suspenso “hitchcockianos”, donde el espectador tendrá información que lo hará anticipar que todo puede estallar por los aires en tan sólo unos segundos. Esta escena sirve también para sentar las bases y definir a este personaje ya icónico de la filmografía de Tarantino, el cruel y prestigioso Hans Landa.

Durante sus 148 minutos, se pone de manifiesto una vez más, la capacidad técnica de Tarantino, tanto para escribir como para narrar con imágenes. En este sentido, utiliza muchos de sus planos y ángulos de cámara fetiches, como el plano detalle, el cenital y los contrapicados (también conocidos como “plano baúl”). Sus usos y significados son variados, pero sólo para citar un ejemplo, el contrapicado de los miembros del grupo “cazanazis” que usa cada vez que están por realizar la marca a sus víctimas, demuestra la locura e imprevisibilidad de los personajes, además de estar ya constituido como su marca registrada.

Es importante resaltar que si bien el eje de la trama es dramático y hay una abordaje sangriento, el humor es algo que se introduce de forma orgánica durante toda la película. De esa forma, lo bizarro y lo caricaturesco aparecerán una y otra vez, desde las relaciones entre los personajes hasta la forma en que es representado Hitler, uno de los dictadores más siniestros de la historia.

Finalmente, el guión y la forma de delinear cada una de las secuencias, hace que la cuestión moral no esté tan presente como en otras películas bélicas. Las atrocidades serán cometidas desde ambos lados, las miserias humanas no tendrán límite y el sadismo ocupará un rol fundamental, algo a lo que Tarantino ya nos tiene acostumbrados.

Bastardos Sin Gloria se presenta como un relato irreverente y sangriento de una historia que ha sido narrada muchas veces, pero nunca antes de esta manera. Con un código muy específico y una estética tarantinesca, se constituye como lo que el mismo director ha llamado “kosher porn” y propone un desenlace muy diferente para la Segunda Guerra Mundial, y el destino del tan temido Führer. Propone entonces como premisa, la idea de que no es tan relevante si lo que estás viendo sucedió o no, más bien importa cómo se cuenta. De esta manera, Bastardos sin Gloria es la película que mejor resume la filosofía del director al delinear un proyecto: diálogos firmes y afilados, una estética estridente y sangre… muchísima sangre.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

7
0
0