undefined_peliplat

Them: The Scare, la imagen del linchamiento

La nueva temporada de la serie antológica de terror Them, de Little Marvin, salió en Prime, luego de casi 4 años de su primera parte. Su eje temático era la histórica Gran Migración Afroamericana (desplazamiento de 1,75 millones de negros desde los estados más del sur hacia los del medio oeste, noroeste y oeste) realizada en la década de los 50. En esta temporada el hecho es el salvaje linchamiento a Rodney King provocado por policias en 1991. Cito rápidamente para que se entienda el contexto porque es importante para una parte de lo que sigue:

“El 29 de abril de 1992 se conoció el veredicto que declaraba inocente a los 4 policías que lo golpearon ferozmente en las calles de Los Ángeles. La respuesta fue inmediata. Se desataron terribles disturbios en la ciudad. Fueron 5 días de furia, dolor, destrucción y muerte. La historia del video que dio a conocer la brutalidad policial”. Infobae

En los 8 capítulos que componen la serie te vas a encontrar o vas a respirar algo de Seven, con un poco de True Detective y obviamente Us. Es un policial muy clásico de los 90, con un asesino que está matando gente de manera muy particular, con escenas del crimen minuciosamente construidas y un terror sobrenatural que tarda en estallar pero cuando lo hace, lo hace bien. Pero también a todo esto le tenemos que agregar un poco de Jordan Peele. La serie no es ingenua al contexto de los últimos años sobre el Black Lives Matter y la carga de discriminación racial que tienen las instiituciones de seguridad. The Scare se sitúa en el mismo momento en que se viraliza ese tremendo video de cobardía y violencia institucional hacia Rodney King.

¿Entonces cómo Them: The Pacte se hace cargo y dialoga con todo esto?

Hay dos tramas claras, cada una llevada adelante por cada protagonista. Por un lado tenemos a la detective Dawn Reed (Deborah Ayorinde), mujer y policia negra de LAPD y Edmund Gaines (Luke James) un pibe negro retraido que quiere ser actor, pero trabaja como animador en un salón de eventos para niños. En cada caso explora cómo el sistema o las instituciones en los años 90 estaban absolutamente corrompidas. Mckinney es el policía blanco ultra racista que curiosamente acompaña a Dawn a descubrir quién es el asesino. A diferencia de otras parejas de policías, donde empiezan mal y terminan bien, en este caso sabemos de entrada que la confrontación entre ellos dos es inminente. No solo por lo asquerosamente racista de este policía, sino también como habla por la LAPD: burocrática, boba y simplista. Típica y conocida escena adentro del auto, la proximidad y el ángulo de la cámara nos aprisiona a sentir asco por ese policía, lo vemos comer desaforadamente mientras no quiere cumplir con sus tareas.

Por su parte, Edmund, es muy mal actor, pero tiene el sueño de serlo, por lo que incansablemente parece que se filma y manda a audiciones. Pero claro, acá vemos como el sistema mismo de la industria audiovisual se empecinó en crear estereotipos sobre los personajes negros en el cine: matón de barrio. Esa escena, nos pone en una subjetiva en cámara lenta donde vemos a todas personas negras esperando su turno para el casting vestidos de la misma forma.

Voy a seguir esto con Didi-Huberman, escritor y filósofo que se preocupó muchísimo por el valor de las imágenes y el pueblo. El dice que tienen una memoria y una historia; cargan con los significados que les han sido asignados a lo largo del tiempo. En el contexto de la discriminación racial, esto significa que las imágenes de cuerpos racializados en el cine pueden estar cargadas con los estigmas y prejuicios del pasado. Sin embargo, el cine también tiene el potencial de reconfigurar estas imágenes, ofreciendo nuevas formas de ver y entender los cuerpos racializados, y en última instancia, contribuyendo a la lucha contra el racismo.

El cine (lo audiovisual hoy) puede ser una herramienta para la emancipación y la justicia social si se utiliza para desafiar las narrativas hegemónicas y visibilizar las experiencias de los marginados. Las películas que representan de manera justa y compleja a los cuerpos del pueblo y los cuerpos racializados pueden contribuir a una mayor comprensión y empatía, y pueden ser actos de resistencia en sí mismos. Didi Huberman hablaba de Pasolini y un cine que está entre la ficción y el documental. Aunque está claro que lo que sucede en Them no busca proponer nada nuevo desde la imagen hay algo superador a la hegemonía que conocemos. Algo que viene haciendo Jordan Peele, utilizar el género del terror para resaltar las formas extremas y cotidianas de racismo que enfrentan los personajes. El terror no es solo sobrenatural, sino también social y estructural, mostrando cómo el racismo es una forma de terror en sí misma. La discriminación es explícita y perturbadora.

Como decíamos, las imágenes tienen una memoria y una historia que influyen en cómo se perciben y comprenden en contextos posteriores. El video de Rodney King es una imagen cargada de significado histórico, y su uso en la serie enfatiza la continuidad del racismo y la brutalidad policial desde los años 90 hasta la actualidad. La serie utiliza este video para conectar el pasado y el presente, mostrando que las formas de discriminación y violencia racial que se enfrentaban entonces siguen existiendo hoy. Además, habla del trauma y el miedo asociados con la violencia racial pueden ser persistentes y omnipresentes, casi como esa fuerza espectral y terrorífica que aún hoy sigue afectando a las comunidades negras en los Estados Unidos, casi como el mismisimos Scare (el asesino), que no puedo hablar mucho porque puedo arruinarles la sorpresa.

A la primera temporada de la serie se la criticó muchisimo por no ser como Jordan Peele, por no explorar más profundamente el germen de la discriminación en Estados Unidos. Hasta se comentó que Little Marvin se aprovechaba economicamente de este supuesto fenomeno que hubo en el 2021, donde el gran tema de la discriminación racial se veía en varios otros géneros, como Lovecraft Country. Es que sí, probablemente las personas blancas que aparecían en la primera temporada no tenían muchos matices, eran malos, y no querían a los negros en sus barrios sin mucha más explicación. En The Scare, esto cambia, lo que antes eran personas, ciudadanos, vecinos, en esta son policías, más que nada. El actor social está representando a la institución, por lo cual, cambia completamente la cosa, nos mete de lleno en una discusión distinta. Hay algo mucho más grande que avala esto. Como cuando Dawn sigue a escondidas a su compañero y ve cómo este llega como a una especie de casa de campo donde hay cientos de policías blancos, cuando la descubren es una de las secuencias más desesperantes y desoladoras de la serie. La cantidad de policías blancos que van apareciendo es cada vez mayor, es una metáfora perfecta de lo imposible de pelear contra algo que es tan fuerte, grande y que no parece verse diezmado. Y lo más importante, quizás en términos más dramáticos en relación al conflicto y que básicamente posibilita desde un principio que esos asesinatos se produzcan es claramente una institución del Estado que no funciona bien.

Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

12
0
5