undefined_peliplat

Patrick Bateman: un americano de su tiempo

Spoilers
American Psycho (2000) - Filmaffinity

"Psicópata Americano" es una película de terror psicológico estadounidense que se estrenó en el año 2000. Dirigida por Mary Harron, quien también colaboró en la adaptación del guion, la historia está basada en la novela homónima de Bret Easton Ellis, publicada en 1992. El largometraje se ha convertido en una obra muy apreciada por los aficionados al género, con escenas emblemáticas que se han vuelto referencias culturales y han sido recreadas en numerosos filmes y series.

Hoy en día, "Psicópata Americano" es considerado un film de culto y sigue generando interés. La trama gira en torno a Patrick Bateman (interpretado por Christian Bale), un joven atractivo y extremadamente exitoso que trabaja en una gran empresa de Wall Street. Aunque lleva una vida aparentemente envidiable, asistiendo a los mejores restaurantes de la ciudad, Patrick oculta un secreto escalofriante: su creciente deseo de matar.

Prime Video: American Psycho

Centrada en la figura de Patrick Bateman, un hombre despreciable que se considera a sí mismo un psicópata, la narrativa también ofrece una crítica mordaz de la sociedad que ha creado y alimentado sus fantasías de poder y violencia. En los últimos segundos de la película, el protagonista afirma que la historia no transmite ninguna lección o enseñanza para quienes la escuchen. Sin embargo, el largometraje explora varias temáticas relacionadas con el mundo contemporáneo y sus incontables formas de brutalidad.

Desde el comienzo de la película, sabemos que Patrick es un hombre exitoso que ocupa un alto cargo en una empresa de Wall Street. Él y sus amigos son extremadamente parecidos: todos blancos, de la misma edad, visten ropa formal cara y frecuentan los lugares de la élite.

Extremadamente privilegiados, todos nacieron en familias ricas y estudiaron en las mejores universidades, algo que se empeñan en dejar claro todo el tiempo. Condescendientes y convencidos de que merecen ser los mejores en todo, sus conversaciones están marcadas por comentarios clasistas, racistas y antisemitas, mientras mantienen un discurso hipócrita sobre los problemas sociales y en contra del materialismo.

Christian Bale fue el Patrick Bateman perfecto: cómo su 'American Psycho'  inspirado en Tom Cruise sigue siendo relevante en la era post-Trump

Dentro y fuera de los lugares de trabajo, estos hombres viven en un clima de gran rivalidad y competencia, sintiendo la necesidad de superarse en todo, constantemente. De hecho, compiten incluso en las cosas más triviales, como quién puede reservar una mesa en el restaurante más exclusivo o quién tiene la mejor tarjeta de visita.

Así, sus amistades parecen ser solo conexiones de conveniencia. De hecho, Patrick sospecha que su prometida lo engaña con uno de sus amigos del grupo, pero no le importa, ya que él mismo tiene una aventura con la novia de otro.

Muy parecido a sus compañeros, el protagonista va revelando un lado más envidioso, violento y cruel que los demás. Cuando están en el bar, sonríe a la mujer que los atiende, pero cuando ella se aleja, dice que quiere matarla con un cuchillo.

Su comportamiento se intensifica cuando se encuentra con un vagabundo y comienza a humillarlo, diciéndole que él es el único culpable de su pobreza. Luego, Patrick declara: "no tengo nada en común contigo". Después de afirmar su supuesta superioridad, mata por primera vez, apuñalando al hombre en medio de la calle.

“Psicópata Americano” nos concede acceso a los recovecos más oscuros de la mente de Bateman a través de sus constantes monólogos interiores. De este modo, descubrimos que el protagonista se considera alguien desconectado de sus emociones, que "no está allí".

Ver American Psycho | Prime Video

A los 27 años, Bateman sigue una rigurosa rutina matinal de belleza, demostrando preocupación por cuidar su imagen y combatir los signos del envejecimiento. En su apartamento lujoso e impecable, se hace evidente que su vida es una fachada, una forma de "encajar" y, por ende, de ocultarse.

Exalumno de Harvard e hijo de uno de los dueños de la empresa, Patrick necesita mantener una imagen de normalidad para disimular sus crímenes. A pesar de esto, confiesa que se siente "letal" y cada vez más descontrolado: "Creo que mi máscara de cordura está a punto de deslizarse".

Si la actitud de Patrick Bateman con los demás es generalmente agresiva y desagradable, se vuelve aún peor con las mujeres. Su secretaria, por ejemplo, es uno de sus blancos más frecuentes: el protagonista critica constantemente la forma en que se viste y se comporta, esforzándose por menospreciarla.

La lógica matemática tras la escena más inolvidable (y absurda) de  'American Psycho', explicada en una imagen - Noticias de cine -  SensaCine.com

Su conducta se caracteriza por una superioridad y dominación frente al sexo femenino, convirtiendo a las mujeres en sus principales objetivos. Su prometida, por ejemplo, parece ser un mero objeto o accesorio para mantener las apariencias.

Este es el mundo ilusorio, podrido y caótico del protagonista, no muy distante de nuestra realidad cotidiana en Instagram, Tik-Tok y Facebook, algo que nos hace temer aún más el mensaje de la película. En cierto momento, uno de los principales conflictos se establece y hace que la ira de Bateman desborde de tal manera que un rastro de sangre comienza a dibujarse en su camino: la comparación de las tarjetas de visita. Es una escena alegórica, fuerte e irónica, pues los hombres exhiben cada una de las suyas en una competencia por ver quién tiene la mejor. La mejor impresión, el mejor papel, el mejor diseño. Sintiendo que está por debajo de los demás, Bateman experimenta su impotencia en este mundo de apariencias y disputas vacías.

El escritor Carlos Pranger presenta la película 'American Psycho' en un  ciclo del CAL y la Filmoteca

Así comienzan los juegos psicológicos y sádicos. Patrick desahoga su ira en el vagabundo, la trabajadora sexual y el compañero de trabajo que tiene una mejor tarjeta de visita que él, avanzando sin límites hacia el abismo del crimen. Como novio de Evelyn (Reese Witherspoon), una joven que representa las manías de las estructuras tradicionales y sus familias regidas por el éxito y las buenas posiciones sociales, Patrick Bateman enfrenta un nuevo obstáculo en su vida diaria: el detective Donald Kimball (Willem Dafoe), un investigador que comienza a seguir de cerca sus actos cobardes. A partir de aquí, las cosas se vuelven insoportables para el personaje, un psicópata nato.

En un giro brillante de la narrativa, se refuerza la idea de que todo es parte de su mente insana. Sus asesinatos no eran más que una macabra válvula de escape para las tensiones cotidianas dentro de las estructuras de poder. Una estrategia bizarra, pero conveniente, de su mente para sublimar las ansiedades corrosivas. Todo esto recuerda mucho a "El club de la pelea".

American Psycho | Film | Recensione | Ondacinema

A través de su narración en off, entendemos su apego por el gel sin alcohol, el agua mineral en lujosas botellas de vidrio, accesorios de primera línea, etc. Sus monólogos sobre la música pop de los años 80, antes de cometer los crímenes, son hilarantes pero, al mismo tiempo, aterradores, provenientes de una mente enferma.

"American Psycho" podría ser solo otra película con un protagonista sediento de sangre, matando personas arbitrariamente, y es en este punto donde el espectador se equivoca. Los más desatentos, que buscan un mero entretenimiento, dejan pasar una gran crítica social sobre el hombre norteamericano, especialmente aquellos considerados "ciudadanos de bien".

American Psycho : pourquoi le film avec Christian Bale nous parle toujours  autant vingt ans après | Vanity Fair

Christian Bale no decepciona en su actuación. La intensidad con la que encarna el papel da una gran veracidad al personaje. La película intenta dejar claro que Bateman es narcisista, llegando a exagerar en la forma en que esto se presenta. En escenas donde el protagonista está en su casa tomando un baño, se utilizan planos de primer plano en su cuerpo y en sus acciones, destacando su afición por sí mismo. Sin embargo, la dirección insiste en incluir la narración de Bateman, presentándose y describiendo sus actos, lo cual no sería necesario para entender su personalidad.

"American Psycho" exige atención de quien la ve. A lo largo del filme, la directora inserta pequeños elementos que, analizados con cuidado, revelan detalles sobre Bateman. Las primeras imágenes, por ejemplo, muestran un plato siendo preparado con carne, salsa y frutas rojas, dando la apariencia de sangre y aludiendo al deseo del psicópata de comer partes de sus víctimas.

La rutina diaria de 'American Psycho', el asesino que se cuidaba

Mary Harron es sagaz al mostrar a Bateman frente al espejo en numerosas ocasiones, evidenciando su autoexaltación. Una de estas escenas es particularmente significativa: Bateman se mira en el espejo mientras se quita una máscara facial, revelando su doble personalidad.

A pesar de siempre vestir las mejores ropas, frecuentar los mejores restaurantes y relacionarse con personas de la alta sociedad, Bateman oculta un lado más oscuro de lo ya descrito. Su deseo de poder y la exaltación de su figura lo llevan a pensar constantemente en matar, un sentimiento que lo domina, convirtiéndolo en un verdadero asesino en serie.

24 años después del lanzamiento de la película, la figura de Patrick Bateman, con su comportamiento individualista y prejuicioso, todavía encaja perfectamente en la sociedad actual. La obra es tan contemporánea que sirve como una crítica a los hombres que viven de apariencias. Son comunes los casos de individuos que agreden y matan a mujeres, personas sin hogar, trafican y consumen diversos tipos de drogas, pero ante la sociedad pretenden ser personas de buena índole.

La crítica de Mary Harron sobre el hombre estadounidense en 2000 dialoga con el hombre de 2024. Es importante destacar que, hoy en día, este análisis se extiende a todo el planeta que enfrenta un fuerte conservadurismo. Patrick Bateman reúne en sí todas las características de un hombre exitoso, pero oculta el prejuicio y el desprecio que siente por aquellos a quienes considera inferiores. "Psicópata Americano" es una excelente película para reflexionar sobre cómo la mentalidad de la sociedad no ha cambiado, pero se ha vuelto más explícito lo peor del ser humano.

Irvine Welsh – American Psycho is a modern classic | American Psycho | The  Guardian
Más recientes
Más populares

No hay comentarios,

¡sé la primera persona en comentar!

18
1
6